Impacto 107.3

viernes 12 de abril de 2024

Bella Vista: Nubes | Ahora: 21.2°C | ST: 21.65°C

Segundo análisis negativo de gripe aviar en la avícola de Corrientes que resistió en la Justicia el sacrificio de 200.000 aves

El Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa) confirmó el resultado del estudio que había solicitado la Justicia Federal de Corrientes, en medio de una fuerte polémica y tensión. Se preservaron 300 fuentes de trabajo, pero seguirán las medidas de prevención

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informó este viernes que el segundo estudio que, a pedido de la Justicia, se realizó en la empresa avícola “Santa Ana”, en la provincia de Corrientes, arrojó resultado “negativo” de gripe aviar. Quedó así sin efecto el sacrificio de unas 200.000 gallinas ponedoras y se restablece la actividad en el lugar, de la que dependen unas 300 fuentes de trabajo.

Avícola Santa Ana, ubicada en la localidad homónima del Departamento correntino de San Cosme, es una empresa familiar dedicada a la producción y comercialización de productos avícolas. Según los datos que se aportaron, produce 450.000 huevos mensuales y abastece al mercado interno. La mencionada firma estuvo una semana envuelta en una confusa situación, como narró en los últimos días este medio

Todo comenzó días atrás cuando a unos 10 kilómetros del establecimiento en cuestión, se detectó un caso de gripe aviar. A partir de ese momento, Senasa ordenó tomar muestras en la empresa avícola. En un comunicado, los dueños del establecimiento denunciaron que las mismas se realizaron “a través de un kit que nunca se utilizó, pero que según el organismo dio positivo en 20 animales. Las consecuencias de esta maniobra son irreversibles: la matanza de 200.000 gallinas, la destrucción de más 15.000 docenas de huevos por día, el cierre una empresa con 40 años de trayectoria y el desempleo de al menos 300 personas”.

Protesta y amparo

A partir de esto, los trabajadores iniciaron una protesta y la empresa decidió presentar un recurso de amparo, al cual la Justicia hizo lugar y dispuso una serie de medidas, entre ellas la realización de un nuevo estudio por parte del organismo sanitario. Mientras tanto, la avícola seguía señalando ante los medios que hubo “errores en el procedimiento”, y en un comunicado se procedió a narrar cómo se desarrollaron los hechos.

“El martes 4 de abril, un funcionario de Senasa se hizo presente en la empresa. En ningún momento ingresó a los galpones, ni tuvo contacto con los animales, solo dejó un kit para tomar muestras en manos de una Veterinaria de Registro, (profesional que tiene registro de Senasa, certificada en inocuidad de los productos, pero que no tiene capacitación en sanidad, ni mucho menos para tomar muestras)”, expresaron los titulares de la avícola.

Ya son más de 70, los casos positivos de gripe aviar en el país Ya son más de 70, los casos positivos de gripe aviar en el país

Y se agregó: “Esta persona supuso que el examen sería llevado a cabo por la Avícola, mientras que los dueños de la empresa confiaron en que lo realizaría la especialista. En este estado de confusión, las muestras no se realizaron y los kits regresaron a Senasa vacíos. El jueves 6 de abril, Lisandro Enciso, propietario de Santa Ana, recibió un llamado de la entidad donde le comunicaban que los resultados habían sido negativos, dato que, misteriosamente cambió a las pocas horas, cuando esa misma noche se volvieron a comunicar para avisarles que 20 gallinas habían dado positivo. El organismo nacional, entonces, intimó el sábado 8 de abril a la firma a sacrificar 200.000 aves ante esta supuesta detección de gripe aviar”.

Justicia

Ante todo este panorama, la empresa decidió presentarse ante la Justicia, señalando que “las muestras nunca fueron tomadas y es tal el estado de incertidumbre y preocupación, que hasta los empleados acamparon para evita la matanza. Las cámaras de seguridad respaldan lo antes dicho y fueron entregadas a la Justicia como prueba”. Además, se procedió a denunciar que la medida del organismo sanitario, “carecía de fundamento y que la misma traería como consecuencia irreversible el cierre de la compañía y la pérdida de más de 300 puestos de trabajo. Por este motivo, se presentaron ante la Justicia, para pedir que se realicen las muestras correspondientes y se frene así la decisión tomada de manera tan arbitraria y desastrosa.

Ante este pedido, el Poder Judicial de la Nación, a través del Juzgado Federal de Primera Instancia de Corrientes, aprobó el recurso de amparo presentado por la avícola y dispuso un plazo de 24 horas desde el dictamen del fallo para que SENASA presentara las pruebas que sustenten la medida de “rifle sanitario: “Requiérase al Servicio de Sanidad Animal SENASA para que dentro del plazo de un (1) día, produzca informe que dé cuenta del interés público comprometido en autos y lo relativo a la extracción de muestras y su cadena de custodia conforme lo establece el art.4 de la ley 26.854″, intimó en el comunicado.

Rodolfo Acerbi, Vicepresidente del Senasa Rodolfo Acerbi, Vicepresidente del Senasa

Daniel Encizo, Director General de Avícola Santa Ana, denunció que el procedimiento fue irregular., y agregó: “No solo no hubo síntomas ni mortandad entre nuestra aves, sino que la primera notificación recibida el jueves 6 aseguraba que todas las muestras habían dado negativo, para luego asegurarnos que 20 habían sido positivas y que debíamos sacrificar 40 años de trabajo. Si hubiese algún caso positivo, el nivel de mortandad de las aves sería alto, sin embargo, 10 días después del inicio del conflicto, la granja se encuentra con niveles de producción óptimos. Ahora estamos esperando una segunda muestra que la tiene que realizar SENASA. Te imaginarás la angustia y la inseguridad que esto nos genera; lo preocupante acá es que hayan falsificado 20 resultados positivos de muestras que nunca existieron y que lo probamos en la Justicia, sino no hubiesen ordenado que volvieran a realizarlas”.

Senasa

Finalmente, este viernes por la tarde el Senasa comunicó oficialmente que “la segunda muestra tomada a aves de la granja ´Avícola Santa Ana´de Corrientes, dispuesta por orden de la Justicia Federal, dio resultado negativo a la presencia de IA “. Sin embargo, determinó que ante la situación de emergencia que se está atravesando el país por la presencia de la enfermedad, donde ya son 78 los casos positivos, se mantendrá “la interdicción por sospecha del establecimiento al menos hasta cumplidos 14 días desde la primera toma de muestras (4 de abril de 2023) y realizar una tercera toma de muestras para el desarrollo de técnicas tanto moleculares (RT- PCR) como serológicas, lo que fue comunicado a la autoridad judicial”.

Además, mediante un comunicado el organismo sanitario, aclaró que “las medidas que realiza el Senasa ante la detección de un caso positivo de IAAP siguen los protocolos internacionales y tienen por objetivo contener la dispersión de la enfermedad para evitar un mal mayor como sería que el virus alcance al resto de la avicultura de Corrientes y otras provincias, como Entre Ríos, que es el principal productor avícola en nuestro país”.

“Como el período de incubación de la IAAP puede ser de hasta 14 días, lo que significa que los síntomas clínicos o mortandades en una granja pueden demorar ese tiempo en aparecer, se dispone el despoblamiento de la granja donde se haya detectado el virus para evitar que circule y se disemine hacia otros lados a través del tránsito de personas o con aves, tanto domésticas como silvestres que tomen contacto”, concluyó.