Impacto 107.3

lunes 22 de abril de 2024

Bella Vista: Muy Nuboso | Ahora: 23.11°C | ST: 23.7°C

Sebastián Villa volvió a la Argentina: el motivo de su regreso, los detalles de su situación y la postura de Boca Juniors

El colombiano lleva 20 partidos sin ser convocado, permanece en conflicto con la institución xeneize y su futuro profesional estará lejos de La Ribera

A principios de junio fue condenado a dos años y un mes de prisión condicional por violencia de género. Lleva 20 partidos sin ser convocado por Jorge Almirón luego de que la postura del club fuera apartarlo de las citaciones oficiales por su situación judicial. Se tomó unos días de licencia para cobijarse con sus amigos y familia en Colombia, pero luego viajó a Europa en busca de firmar en otro club. Tuvo ofertas que no satisfacieron las necesidades del Consejo de Fútbol de Boca Juniors y por eso intimó a la institución para que lo volviera a tener en cuenta para las citaciones o se consideraría en libertad de acción. Ahora, volvió a Argentina. ¿Qué pasará con el futuro profesional de Sebastián Villa?

El 2 de junio pasado, un día después de haber sido titular en la derrota contra Arsenal en Sarandí, se presentó en el Juzgado N° 2 de Lomas de Zamora para escuchar la sentencia de la jueza Susana Dávalos respecto a la denuncia por los delitos de lesiones leves y amenazas contra su ex pareja Daniela Cortés. A las pocas horas y tras intensos debates internos, Boca tomó la determinación de excluirlo de los partidos oficiales, pese a no apartarlo de los entrenamientos con el plantel profesional. Villa armó las valijas y viajó a Colombia.

A la espera de novedades sobre alguna propuesta para desvincularse de Boca, con el que tiene vínculo hasta fines de 2024, Villa se entrenó de forma diferenciada junto a Jan Hurtado, otro de los futbolistas que no iba a ser tenido en cuenta por el cuerpo técnico. Tal como ocurrió en mercados anteriores, los sondeos de clubes extranjeros no tomaron tintes formales, las condiciones presentadas por sus representantes a la directiva xeneize no llegaron a buen puerto y su futuro se ilustró con un signo de interrogación.

Sebastián Villa con la ropa del club del ascenso español Unión LanzaroteSebastián Villa con la ropa del club del ascenso español Unión Lanzarote

El colombiano, que además de transitar su pena de ejecución condicional tuvo que fijar residencia, someterse a un control del Patronato de Liberados en forma bimestral, evitar cualquier tipo de contacto con su ex pareja y/o sus familiares, realizar un tratamiento psicosocial, participar en talleres sobre violencia de género y abstenerse de usar estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas según lo dispuesto por la jueza de turno, intimó a Boca vía legal para que lo reincorporaran a las convocatorias, pero el Departamento de Legales de la entidad azul y oro rechazó la petición y exigió que justificara su viaje “sin autorización” a Colombia.

El conflicto se agravó cuando Villa tomó sus pertenencias del Predio de Ezeiza y no volvió a presentarse a entrenar. Por el contrario, apareció en España practicando con un club del ascenso dirigido por el ex futbolista argentino Leonel Gancedo. Asesorado por sus abogados, el jugador de 27 años entendió que con las exclusiones en las citaciones le estaban limitando el derecho al trabajo y se consideró en libertad de acción. Desde ese momento, comenzó un proceso de hallar un equipo que le abriera las puertas en el exterior. Mientras tanto, en el Xeneize lo demandaron por incumplimiento de contrato.

Tras unos días en la provincia española de Las Palmas (Canarias), Villa viajó a Turquía y se reencontró con un ex compañero de Boca como Óscar Romero, que firmó para el Pendikspor después de rescindir en la Ribera. A la espera de un guiño del Kasimpasa de la Superliga turca, el ex Deportes Tolima disfrutó de algunas noches en Estambul y su contratación pasó de estar en suspenso a caerse definitivamente. En medio de sus apariciones esporádicas en las redes, el Consejo intentó liberar su cupo de extracomunitario para reforzar al plantel de Almirón, pero esos intentos no surtieron efecto.

Hace algunas semanas, cuando el mercado de pases todavía estaba abierto, Juan Román Riquelme fue consultado por la situación de Villa: No estoy decepcionado, espero que esté bien. Siempre deseo que todos los jugadores que pasaron por el club se encuentren bien. Me da mucha felicidad. El otro día, que Cardona metió un golazo y después me mandó un mensaje para ver si vi el gol que hizo”. El vicepresidente que alguna vez lo ponderó como uno de los mejores y más desequilibrantes jugadores del país, en la misma entrevista lo apuntó -junto a Lucas Janson- como el mejor extremo de la liga nacional.

Quien no fue tan políticamente correcto ante las cámaras fue Mauricio Serna, integrante del CdF, que tuvo una llamativa reacción cuando le preguntaron por su compatriota y más tarde expresó: “No pienso si es un desagradecido o no, lo único que tengo claro es que Boca le cumplió pagándole el contrato. Después obvio que si no se presenta a entrenar, el club tomará cartas en el asunto, llámese Chicho Serna o Chelo Delgado, el que sea. Al club le corresponde pelear por lo que tiene que pelear. Hasta dónde se va a llegar, no sabemos. Pero el club está parado donde considera que tiene que estar y se defiende como considera. ¿Si me defraudó? Lo que piense personalmente lo hablé con él o lo hablaré. Públicamente no. De este lado me toca mirar que, como jugador, nos dio muchas satisfacciones”

Transcurrieron seis partidos por Copa Libertadores (Colo Colo, Monagas y los de las series de octavos de final ante Nacional de Montevideo y cuartos contra Racing), ocho por la pasada Liga Profesional (Lanús, Godoy Cruz, Sarmiento, Unión, Huracán, Gimnasia, Newell’s e Independiente), dos por Copa Argentina (Barracas Central y Almagro) y los tres de la actual Copa de la Liga (Platense, Sarmiento y Tigre) en los que Villa no fue convocado. Tampoco para el de esta tarde noche contra Defensa y Justicia en Florencio Varela, que reflejará el vigésimo cotejo en el que queda fuera de la citación.

Desde el entorno de Villa entienden que en caso de hallarle un nuevo club a la brevedad, podrá firmar sin inconvenientes, quedando sujetos a un posible juicio por parte de Boca. Uno de los impedimentos más grandes que se les presentaron a los representantes del futbolista es que los equipos que se interesan en sus servicios no desean quedar expuestos a posibles conflictos legales con el Xeneize. El extremo que tiene contrato hasta fines del año que viene con una cláusula de salida de 40 millones de dólares recién quedaría en condiciones reales de negociar directamente con otra institución desde el 1° de julio de 2024 (tal como ocurrió en el pasado con Agustín Rossi y su preacuerdo con Flamengo de Brasil).

Infobae pudo saber que en la jornada de ayer se presentó el abogado de Villa en el Predio de Ezeiza y, aunque no trascendió lo que dialogó con los responsables de Legales de Boca, ambas partes dan por descontado que su historia en el club concluyó hace rato y solamente restará resolver de qué manera se desvinculará. Su presencia generó algo de sorpresa, así como también la publicación que hizo el jugador en su cuenta de Instagram, posando dentro de su auto en un paseo por el barrio porteño de Puerto Madero, donde reside en la Capital Federal. Desde su círculo íntimo aseguraron que su viaje al país se debió exclusivamente para reencontrarse con algunos amigos y aguardar por la resolución de su futuro.