Impacto 107.3

sábado 15 de junio de 2024

Bella Vista: Nubes | Ahora: 20.17°C | ST: 20.7°C

Primer parte médico tras la operación de Francisco: “El Papa está bien, despierto y hablando con sus colaboradores”

El cirujano Sergio Alfieri, quien estuvo a cargo de la intervención, dijo que el Santo Padre desde hace días “tenía esta hernia que le había provocado síndromes dolorosos, cada vez más recurrentes que iban empeorando”. El Sumo Pontífice seguirá unos días internado en el hospital Gemelli de Roma

Tras la operación por una hernia intestinal a la que fue sometido este miércoles el papa Francisco, las autoridades del hospital Gemelli de Roma brindaron el primer parte médico con una comparecencia ante la prensa, en la que informaron que el Santo Padre “está bien, despierto y hablando con sus colaboradores”.

“Lo primero es que el Papa está bien, creo que esa es la noticia que todos esperábamos. Está bien, despierto, consciente y ya ha hecho una broma hace diez minutos”, comentó el doctor Sergio Alfieri, quien estuvo a cargo de la intervención.

Asimismo, comentó que el Papa “ya tenía esta hernia que le había provocado síndromes dolorosos, cada vez más recurrentes que iban empeorando”. Por eso, “juntos con él tomamos la decisión de hacer una intervención quirúrgica”.

Sobre el procedimiento quirúrgico, explicó: “Había varias adherencias como cicatrices a la mitad del intestino que le causaban esa sintomatología. Se eliminaron esas adherencias, y se liberó toda esa parte del intestino que le provocaban estos dolores. Se le hizo una cirugía plástica del aparato abdominal”.

Alfieri detalló que la intervención se hizo con anestesia general: “El Santo Padre reaccionó bien tanto a la intervención como a la anestesia”.

Sergio Alfieri, cirujano del hospital romano Gemelli que estuvo a cargo de la intervención del papa Francisco (REUTERS/Remo Casilli)Sergio Alfieri, cirujano del hospital romano Gemelli que estuvo a cargo de la intervención del papa Francisco

Minutos después de la operación, el Vaticano había emitido un escueto comunicado en el que indicaba que la operación, que duró tres horas, se desarrolló “sin complicaciones”.

La intervención quirúrgica fue llevada a cabo por el equipo de Alfieri, que ya lo operó hace dos años del colon.

El pontífice, de 86 años de edad, deberá permanecer algunos días ingresado y la Prefectura de la Casa Pontificia, que gestiona su agenda, canceló hoy todas sus actividades hasta el próximo 18 de junio.

La operación ha sido considerada de urgencia después de los resultados del TAC al que se sometió ayer, martes, y se produce después de la intervención de colon de julio de 2021.

Francisco fue operado del colon por divertículos en el mismo hospital romano el 4 de julio de 2021, con la extirpación de 33 centímetros de intestino, y fue dado de alta después de 10 días, a los que siguió una lenta recuperación.

Alfieri, que también llevó acabo esa operación de colon, quiso aclarar “de una vez por todas” que aquella enfermedad era asimismo “benigna” y “está completamente curado”. “El Papa no tiene otras enfermedades”, aseguró.

Por otro lado, negó que Francisco tenga problemas con la anestesia general: “El Santo Padre nunca tuvo problemas con la anestesia general, ni hace dos años ni hoy. Claramente a nadie le gusta ser operado ni dormido, porque en ese momento perdemos la conciencia, en ese sentido no le gusta estar dormido, pero no ha habido problema”.

Ya son tres las intervenciones quirúrgicas que se le realizaron al papa Francisco en los últimos años en el hospital Gemelli de Roma (REUTERS/Remo Casilli)Ya son tres las intervenciones quirúrgicas que se le realizaron al papa Francisco en los últimos años en el hospital Gemelli de Roma

Se trata de la tercera vez que el papa es internado en el hospital romano, donde estuvo ingresado tres noches a finales de marzo por “una pulmonía aguda”.

El papa demás sufre un problema en la rodilla derecha que le obliga a andar con bastón o a desplazarse en silla de ruedas y ha asegurado en varias ocasiones que no se quiere operar.

El pontífice argentino deberá permanecer ingresado en el hospital Gemelli en reposo pero luego “podrá hacer una vida normal”.

El portavoz de la Santa Sede, Matteo Bruni, calificó la operación de “éxito”.

El médico subrayó el buen humor de Jorge Bergoglio y afirmó que tras ser despertado en la operación le preguntó, irónicamente, “¿Cuándo hacemos la tercera?”.