Impacto 107.3

sábado 15 de junio de 2024

Bella Vista: Nubes | Ahora: 20.35°C | ST: 20.87°C

Petroleras presionan por un aumento del 20% para compensar la devaluación

“Mucho más no vamos a poder sostener el precio en surtidor”, afirman desde una refinadora. Se esperan reuniones en las próximas horas.

La intempestiva suba del tipo de cambio oficial empieza a desencadenar una ola de aumentos que será muy difícil de controlar para el Gobierno. La nafta, por caso, un insumo clave en la formación de todos los precios de bienes y servicios de la economía, ya mostraba un atraso considerable y tras esta medida las petroleras demandan un ajuste del 20%.

Así indicaron fuentes del sector, donde aseguran que la suba del dólar los golpeó duramente y que “de momento no tenemos precio, estamos esperando a ver que hacemos”.

Según se pudo conocer, habría reuniones en las próximas horas, ya que las refinadoras subrayan que “hoy seguimos vendiendo al mismo precio, pero mucho tiempo más no vamos a poder aguantar”.

De acuerdo a lo explicado, el valor de los combustibles ya se encontraba en el nivel más bajo de la última década, antes de las elecciones. De un promedio de entre 1 y 1,2 dólares el litro, la nafta cotizaba a 0,8 dólares y ahora bajó a 0,6, con el agravante de estar a apenas 0,3 dólares al tipo de cambio blue.

Se trata del menor precio de toda la región, muy lejos de Uruguay con 1,89 dólares, Chile con 1,52 dólares, Brasil con 1,18 y hasta Bolivia con 0,53. Por lo tanto, esta alza del 20% sería solo un primer paso en un sendero de recomposición de precios que tendrá que encararse, a lo sumo, después de las elecciones de octubre.

En la presentación de su último balance, YPF reconoció que de tener una brecha con los precios internacionales del 13%, se pasó a un 30% por la suba del Brent y por no haber podido trasladar la devaluación del peso al surtidor.

A eso se suma el problema del congelamiento impositivo en los combustibles que le está generando al Estado un perjuicio de 2.500 millones de dólares al año y que, para solucionarlo, se deberían incrementar los valores entre un 20 y un 25% adicional.

En consecuencia, si se consideran todos los factores, la Cámara de Expendedores de Combustible subraya que el atraso es el 60%.