Impacto 107.3

lunes 5 de junio de 2023

Bella Vista: Nubes | Ahora: 18.8°C | ST: 19.29°C

La tajante respuesta de Almeyda cuando le mencionaron el descenso con River: “Estoy re podrido de hablar de lo que pasó hace 12 años”

El Pelado fue campeón con el AEK Atenas de Grecia y evitó hacer referencias a su pasado en el Millonario

Matías Almeyda acaba de consagrarse campeón de la liga griega al frente del AEK Atenas y a pocas horas de haber obtenido el octavo título de su carrera como entrenador, dejó en claro que el descenso y ascenso vivido con River en el epílogo de su carrera como futbolista y nacimiento de la de técnico quedó en el pasado

Cuando le mencionaron el “infierno” que vivió en aquel entonces y si el correr del tiempo le permitió disfrutar más de ese logro con el club de sus amores, fue tajante: “Te digo la verdad y con muchísimo respeto, estoy re podrido de hablar desde hace 12 años de eso. Creo que mi carrera es mucho más importante que lo que pasó hace 12 años. Siempre he sido muy respetuoso, pero siento que me minimizan lo que hago. Yo hoy fui campeón, vamos a hablar de mi campeonato. River ya pasó”.

El Pelado no anduvo con vueltas y cortó el tema en seco: “Se ganaron 14 campeonatos, Libertadores y yo estuve en el momento que tenía que estar. El que lo quiere minimizar que lo minimice y el que le quiere dar valor que se lo dé. Yo quedé completo, di lo que tenía que dar como hincha de River, como ex jugador y como entrenador en ese momento”. En tanto, se centró en el presente: “Hoy disfruto otras cosas. Fui campeón en México, fui campeón en Europa en una liga que es complicada… no puedo hablar de 12 años atrás. Hace 12 años atrás estaba mi papá vivo, no puedo volver 12 años. Lo mío es hoy. En una semana juego otra final y quiero ser campeón otra vez de copa”.

Aunque Almeyda fue cortante a la hora de repasar su historia con el Millonario, no tuvo reparos en responder cuando le preguntaron si le gustaría volver en un futuro con un contexto más promisorio como el actual: “No lo pienso. Ahora estoy pensando en la chance de entrar a la Champions League con el AEK. Mis metas y deseos de vida son otros. Yo ya estuve en River y le di todo lo que tenía, no podía darle más. No creo poder darle más”

Al mismo tiempo, elogió a Martín Demichelis y su antecesor: “Hoy hay un entrenador que me encanta y me encantó lo que hizo Garllardo antes. Soy un hincha, me pone contento ver le estadio, pero no, yo ya pasé. El hombre tiene que saber decir hasta dónde llega. El hombre tiene que saber decir no. El ego no le puede ganar a donde quiero estar y cómo quiero vivir la vida”.

Le consultaron también si no le tentaba disfrutar “la buena”, a lo que contestó: “Yo disfruté la buena, fui campeón de la Libertadores, campeón invicto y dos veces más. Y después me tocó la otra, que era la demostración de amor al club cuando muchos decían que no. Con eso quedé lleno yo, para los demás puede ser poco o mucho pero no me interesa. Para mí fue muchísimo, para mí fue de lo más grande porque tenía muy claro que si me iba mal ahí, no dirigía nunca más”.

“Ya está, no vivo pensando en otras cosas, vivo pensando en hoy. No me puedo permitir pensar en mañana porque no sé qué va a pasar, porque si no, no disfrutás el hoy, no se disfruta el presente”, concluyó.