Impacto 107.3

domingo 16 de junio de 2024

Bella Vista: Nubes | Ahora: 20.34°C | ST: 20.88°C

Jorge Rial sufrió una descompensación cardíaca en Colombia y tuvo que ser internado

El periodista se encontraba de vacaciones en dicho país. Sus hijas Morena y Rocío viajaron de urgencia

Jorge Rial sufrió una descompensación cardíaca durante sus vacaciones en Colombia y debió ser hospitalizado. El conductor de Argenzuela tiene 61 años y ya tuvo algunos problemas coronarios por el que debieron colocarle dos stents.

Quien dio la noticia fue el periodista Ángel De Brito a través de su cuenta de Twitter. El conductor de LAM informó que el periodista fue internado por un cuadro crítico y que sus hijas Morena y Rocío viajaron de urgencia a Bogotá para acompañar a su padre. Fuentes cercanas a Teleshow aseguraron que Rial se encontraba internado y estable en un hospital del país cafetero.

En julio del 2010 a Jorge Rial le habían colocado un stent para apuntalar sus arterias debido a un cuadro que había tenido de hipertensión arterial. en aquel entonces, contó que se quedaba dormido mientras hacia sus programas de radio, por lo que el médico le recomendó de manera urgente que consultara un especialista.

“No me podían despertar para hacerme los estudios. Nuca me pasó así. Vi jirafas y elefantes y pensé que me había muerto. Vi animales porque me habían sacado de urgencia y estaba en pediatría”, explicó durante su visita a PH, Podemos hablar. ”Pensé que me moría. Fue estrés. No me llegaba bien la sangre a la cabeza.

En octubre de 2020, al finalizar una emisión de su clásico programa Intrusos, el periodista sintió un fuerte dolor en el pecho que lo obligó a llamar a una ambulancia y a visitar a su cardiólogo. Días después, habló desde su casa y contó que se había descompensado durante el último bloque del programa pero que y se esforzó por llegar hasta el final del envío.

“No era dolor sino un vacío en el pecho. Los que pasamos por un accidente cardio conocemos algunos síntomas como la pata de elefante o dolores particulares en la cabeza y en el cuello, no sentía eso”, señaló respecto a sus síntomas. Luego de que arribara una ambulancia, le hicieron un electro en el camarín del canal y el médico, aunque lo vio bien, se quedó con dudas.

Ante la recomendación de asistir a una guardia, él y su mujer Romina Pereiro decidieron que lo mejor sería hablar directamente con su cardiólogo de cabecera quien le ordenó un nuevo electrocardiograma. Y luego de considerar la posibilidad de colocarle un marcapasos, llegaron a la conclusión de que no era necesario.