Impacto 107.3

domingo 16 de junio de 2024

Bella Vista: Nubes | Ahora: 19.93°C | ST: 20.46°C

Jey Mammón a solas con Baby Etchecopar: “El abuso es mentira”

El conductor, acusado por presunto abuso sexual por Lucas Benvenuto en una causa que prescribió, dialogó en exclusiva con el periodista de A24

Ya había hablado. El último viernes, Jorge Rial puso al aire en Argenzuela, por C5N, una entrevista que había grabado con Jey Mammón en el domicilio del exconductor de La Peña de Morfi. Y, aunque en ella el cómico negó rotundamente la acusación que le hizo Lucas Benvenuto por presunto abuso sexual cuando él tenía 14 años de edad, causa que fue cerrada por prescripción en la Justicia a principios del 2021, aún habían quedado pendientes muchas preguntas para él. Y este lunes fue Baby Etchecopar quien, en una charla que se trasmitió en vivo para Basta Baby, en A24, decidió ir a fondo para tratar de despejar todas las dudas.

“Hola Baby, gracias por venir a mi casa”, lo saludó Mammón. “No la produjimos ni la armamos esta nota. Yo cada tanto lo llamo a Jey, le digo: ‘Te admiro’. Nos encontramos en una parrilla y después devino en esto que es una desgracia para chico, para él, para el canal, para todos. Voy a hablar desde ese lugar”, le respondió Etchecopar.

Entonces el cómico explicó: “Lo mismo me pasaba con Rial como con vos. A veces me pasa como espectador de estar a las antípodas. Pero me resultaba interesante para mí y para los que están del otro lado poder tener encuentros con personas que puedan abordarme sin concesiones. No porque un amigo no lo pueda hacer, sino porque la visión del que pueda estar viendo la nota, tenga esa lectura”.

“¿Si yo fuera Jey Mammón y vos Baby, qué me preguntarías?”, dijo el conductor. “No sé, es muy difícil esta entrevista para un entrevistador. Así que te dejo”, respondió el cómico. “¿Te considerás que sos un muerto social?”, siguió Etchecopar y la respuesta fue un “no” rotundo. “¿En el ambiente del espectáculo considerás que tu carrera está terminada?”, insistió el periodista. “No, en absoluto”, dijo el entrevistado. Y, sobre si existe la posibilidad de remontar su carrera, señaló: “Todo esto es virtual. Hoy me doy cuenta de que es así. Todo esto es virtual. Todo”. “¿El abuso fue virtual?”, consultó Baby. “No, me refiero a los medios de comunicación. El abuso es mentira”, fue la respuesta.

Luego, Jey amplió: “Para mí todo esto, todo lo que tiene que ver con prevalecer en los medios, la fama, ser exitoso o el estar ahí arriba o lo que sea, es virtual. Incluso los vínculos. Algunos me miraban y me decían: ‘¡Pero sos amigo de todos!’. Pero es virtual. Yo no tenía en claro si lo que estaba diciendo lo estaba diciendo a nivel consciente. Hoy siento que es así

Enseguida, Baby quiso saber sobre la vida del cómico. “Nunca fui abusado sexualmente. No creo que sea el único ámbito la iglesia. Pero por algo me fui de la iglesia. No necesariamente por los abusos. En la iglesia no hay abusos necesariamente sexuales. Algunos relacionan: estaba en la iglesia. Sí, sí: me fui de la iglesia. En un momento sentí que no compartía muchas cosas con la iglesia”, comenzó diciendo Jey.

“¿En qué momento tu sexualidad te dice que sos gay?”, preguntó el conductor. “La sexualidad no es precisamente un darse cuenta o levantarse y decirse: ‘Soy gay’. Es una condición. Uno es, y uno es todo el tiempo. ¿En qué momento despertás al sexo desde ese lado? Y, vos vivís en una sociedad y un contexto donde probablemente… hay algo que se llama heteronorma, donde una sociedad te plantea qué es ‘lo correcto’. Yo viví una infancia en donde ser hétero era el único camino. Hoy veo que por ahí las infancias y las adolescencias se viven de una manera muy distinta. Pero cuando yo era chico, no había cuentos, no había canciones, no había películas, no había ficciones que me contemplaran. Ni a mi ni a nadie que fuera como yo. Entonces, era muy difícil darse cuenta. No era que yo no era gay. Era gay, pero me era muy difícil darme cuenta de que era gay cuando el entorno y la sociedad estaba esperando que yo fuera otra cosa”, dijo Mammón.

Luego insistió: “Nunca me imaginé que aparecería esto, en absoluto. Por una sencilla razón: porque no lo hice. Ni lo hice, ni lo haría ni lo haré nunca jamás en la vida. Yo nunca lo vi en la televisión decir eso. Hay una causa, aunque técnicamente vamos a decir no hay una causa. Existió una causa en donde Lucas Benvenuto se presentó y dijo que a sus 14 años estuvo conmigo o una persona me presentó y dijo: ‘A él le gustan los nenitos’. Y así fue que nos conocimos. La historia real, con los aditamentos nefastos, asquerosos, tremendos de… quiero decirlo bien porque después algunos medios replican: ‘Lo drogó’. En la causa dice: ‘No recuerdo si me puso algo en el trago’. Lo cual también es una verdadera atrocidad, pero técnicamente dice eso. ‘Me fui a dormir vestido y al día siguiente amanecí sin ropa, con un rasguñón’. Después habla de un encuentro a sus 14 años. Después habla de otro encuentro a sus 14 años en una fiesta. Y yo quiero contar no mi verdad, sino la verdad. Yo tengo que decir que es la verdad… Yo tengo pruebas. Él cuando presenta la denuncia, no presenta pruebas. Esto también es importante decirlo. Cuando él se presenta en la Justicia, dice ahí que puede presentar pruebas y no las presenta. Y yo tengo manera de demostrar cuando lo conocí…”.

Así, luego de que el conductor recordara el caso de Juan Darthés y Thelma Fardín y él le pidiera separar los tantos, Jey explicó: “En el año 2009, te digo la fecha exacta porque tuve que hacer una reconstrucción. No porque tenga dudas por si lo conocí a los 14. No tengo dudas. Yo no lo conocí a los 14 años. Sino que nada de lo que dice sucedió a sus 14 años. Y él tiene que demostrar que yo lo conocí a sus 14 años. Yo puedo demostrar que a sus 16 años lo conocí en una fiesta en donde yo hacía streaming, lo que hoy es tan común. En ese momento, no existía casi. Yo hacía radio por Internet, porque hace 14 años… hace 10 días, Jey Mammón era una cosa. Y hace 14, vivía en la calle Catamarca 234, a dos cuadras de Plaza Miserere. Y hacía un programa de radio desde mi casa, desde mi computadora, que era para el colectivo LGBT. Me escuchaban 20, de repente me escuchaban 40, o 70. De repente conducía yo y empezó a nacer el personaje de Estelita. Uno de los que me escuchaba me pasó el teléfono de Susana Giménez, porque le había vendido el celular a Susana. Y la llamé… Cuando eran 400 que estaban escuchando, uno de ellos, dos o tres, son ahora mis amigos de la vida. Ahí conocí a mis amigos gays”.

Y siguió: “Dije: voy a hacer una fiesta, un encuentro. Hago una fiesta, que no es una orgía, en un bar de Congreso para todos los oyentes. Algunos decían: va a ir Estelita. Porque no sabían que era yo. Así que fui al barrio del Once a comprar una peluca y llegué con eso. A esa fiesta fue Lucas. Ahí te digo que lo conocí, como conocí a todos los que estuvieron en esa fiesta. El registro que yo tengo es el de haber intercambiado una palabra con él como con todos los que fueron. Yo tenía 31, 32 años. En esa fiesta, Lucas fue con dos o tres amigos. Uno de los amigos, que estaba con él, que fue el que me lo presentó esa noche, me escribió estos días y me puso: ‘No puedo creer lo que te está haciendo’”.

“¿Y por qué te hizo la denuncia, el buscar testigos de los 14 años, perjudicarte…?”, preguntó entonces Baby. Y contó que le había llegado una grabación de Lucas “un poco apretándote”. “Él tenía 16 años, vos 31. Eso no lo voy a discutir, porque está implícito. ¿Qué pasó entre él y vos que te odia tanto?”, siguió. “Sí, existió la grabación. Tengo un montón de audios y de mensajes porque en realidad tengo toda mi historia que yo considero un vínculo, es un vínculo de amor que tuve con Lucas, a quien yo conocí a los 16 años. No sé si se inició a sus 16, a sus 17, de verdad lo desconozco. De verdad siento que a esta altura, dentro del daño profundo que se me está haciendo por el origen de la denuncia, por lo que significa la denuncia… Ver pederasta, pedófilo, monstruo, ir a buscar si yo hacía fiestas con niños cuando era catequista. Ver mi cara y mi nombre mientras hablan de la red de trata de, y pido disculpas porque no sé si es cierto o no, de Marcelo Corazza… Ver mi nombre ahí, el daño es irreparable, irrecuperable. Lo que yo considero un vínculo entre dos personas hace 14 años, de una persona de 16, 17… podemos hacer el debate moral que quieras, hace 14 años, de un chico de 17 años…”.

En este punto, Etchecopar le señaló: “No le sumamos años, son 16″. “¿El audio que vos escuchaste dice 16? Ok, 16, 16, 16, 16, 16, 16… Me parece tremendo que se corra el eje, 24/7 en la televisión argentina. Y no en desmedro de los medios de comunicación, pero me están instigando a que me tire por el balcón”, dijo entonces Jey. Y continuó: “Cuando contextualizo la época, no digo que estaba buenísimo. Igual, tendrías que preguntárselo a él. Estamos hablando del contexto de una fiesta de la comunidad, por supuesto. Ahora, yo necesito decirte que tenemos que contextualizarlo en la época, fue hace 14 años y me llama la atención la pregunta de porque era una fiesta del colectivo LGTB, ¿entonces iba a ir a ser abusado?”.

E insitió: “El abuso no estuvo ni en la fiesta, ni en mi casa ni en ningún otro lugar. Hace 14 años y hoy entran menores a los boliches. Tampoco estoy diciendo que está bárbaro. Por eso a mí me molesta, que se corra el foco. Si yo estoy en mi casa, ahora estoy fuerte pero por eso salgo a hablar, pero si estuve una semana tirado, no fue por la denuncia en sí. Porque yo tengo clarísimo que la denuncia fue un disparate. Fue por lo que estoy viviendo todos estos días”.

Mammón siguió con su defensa: “Voy a volver, voy a volver. No te miento en nada y por mí, te digo la verdad, hoy por hoy no siento la necesidad de explicarle a nadie, absolutamente a nadie, mi inocencia. Ahora estoy sentado acá porque siento la necesidad de contar cómo son las cosas. Se terminaron para mi las notas. Te lo digo de corazón. Que cada uno piense lo que quiera. Que la televisión o los medios que quieran… Hay periodistas y hay medios y espacios que han hecho cosas… El otro día Rial me decía: ‘De verdad te asombra lo que está pasando con vos en la televisión?’ Yo seré un pelotudo, pero a mí me asombra soberanamente. No lo puedo creer. Ese día de la fiesta yo no me fui con él y también lo atestiguan los chicos que fueron con él. Podría haberme ido con él, pero no. De verdad, no recuerdo. Habrá sido más adelante. Pero si tenía 16 o 17, no lo recuerdo. A mí, particularmente, y menos dentro de todo este contexto del tema que estamos hablando, a mí no me cambia porque entramos en un debate moral de hace 14 años. Si querés puedo hacer un mea culpa, lo que quieras, pero no quiero, no permito que mezclemos los temas. Estamos diciendo que alguien me hizo una denuncia que no tiene nada que ver con esto.-

De todas formas, Jey dudó que pudieran acosarlo por este caso. “Tengo mis dudas de lo que pueda pasar en la calle, porque la gente no es pelotuda”, dijo. Y siguió: “Los medios tienen un poder de la concha de la lora, pero la gente no es pelotuda”. Entonces Baby mencionó el caso del Bambino Veira y Mammón volvió a reprocharle la comparación. “¿Ves? Vos lo decretás”, lo increpó. Pero el periodista le recomendó que mostrara sus pruebas.

“Vos me dijiste que te llegó un audio. Por dos razones no los voy a mostrar. La primera, por una razón legal. Y la segunda razón: para ser consecuente con lo que he sido siempre… Porque acá hay otro tema, y vos dirás lo que quieras, que soy un pelotudo, lo que quieras… Yo sé que Lucas es víctima, no mía en absoluto, pero por lo que he visto en todo este tiempo es víctima de un montón de situaciones en su vida que lo han dejado roto. Entiendo también lo que le pasa a la sociedad frente a la historia de Lucas. Yo soy consciente que construí con él un vínculo de amor. Entre sus 16, 17 y sus 25, 26 años. Vínculo”, continuó.

Y remarcó: “El último mensaje fue este mensaje que supuestamente tenés vos, que no sé cómo carajo te llegó a vos. Si yo pierdo mi teléfono, pierdo lo que tengo. Entonces yo se los reenvié a algunos de mis amigos y contactos”.

“Si vos me creyeras que yo tuve un vínculo amoroso con Lucas. ¿Vos viste tv estos días acerca de las cosas que le pasaran en su infancia? ¿Viste en algún programa de televisión que hablen de todos los hijos de puta que le arruinaron la vida a Lucas? Necesito volver a decirlo, a veces hay que subrayar. ¿Viste hablar en algún programa de tv de Corsi, de la historia que lo tuvo secuestrado 8 meses en una librería?”, siguió Mammón.

E insistió: “Yo estoy interesado en que si van a hablar de Lucas, cuenten lo que le pasó de verdad, los que lo hicieron mierda”. Baby le preguntó: “¿Y vos sos uno o lo sacaste de eso?”. Entonces Jey volvió a mostrarse incómodo: “No lo saqué de ningún lado, no soy Súperman. Yo jamás pensé que le había hecho daño, jamás supe lo que le pasó en su vida. Si lo hubiera sabido, le decía vamos juntos a denunciar. Yo no me puedo estar comiendo este garrón, no lo puedo permitir”.

Etchecopar le preguntó si le tenía miedo a Lucas. “Si tenés una denuncia por pedofilia, defendete”, le dijo el periodista. “No tengo una denuncia por pedofilia, hablemos con propiedad. Tengo una denuncia mediática… Leé la denuncia, entonces”, respondió él. Y le periodista le dijo que iba a ver a su “amigo Mammón” para que le contara la verdad. “¿Vos creés que te estoy contando lo que quiero? Yo te cuento de todo. Desmenuzar la causa en televisión es revictimizar a la supuesta víctima. Hay programas de tv que se hicieron un picnic con la causa. Eso es un delito”, señaló Jey.

Y luego explicó cómo surgió su primer descargo en Instagram sobre el tema. “El comunicado que subí tiene palabras técnicas, propias de un abogado. Yo estaba con un amigo y estuvimos 4 horas para subirlo. Porque decía: ‘Propio de un mitómano’. Puta madre, ¿cómo voy a poner que es un mitómano? El abogado me decía que era un mitómano. Y yo no podía poner eso. Entonces no lo puse. Puse que ‘mintió en gran parte…’ ¿Sabés lo que me putearon por eso? Yo soy un pelotudo porque lo cuido. Hasta ahora mismo lo estoy cuidando. Esto que ves acá, esto es lo que soy. No sé qué decirte, Baby. Si el audio que tenés o lo que sea… Yo no lo voy a hacer escuchar y si lo hago escuchar, será en un espacio judicial. Y yo no sé si quiero ir a la justicia”, contó.

Enseguida, dejó en claro que no tiene miedo de que se abra otra causa. “Con Lucas nunca más hablamos, si me bloqueó. Pero con este modus operandi, ¿cómo no voy a actuar yo con miedo? Si me dice: ‘Tomá esto, puedo ir por más’. Pero esto no es un partido de fútbol. Ahora yo no estoy tirado en el piso. Estuve tirado en el piso, pero ya no. Lo que ya está jugado, ya está jugado. Yo no sé cómo mierda voy a revertir esto que acaba de pasar. En este momento, eso yo no lo voy a decidir. Humanamente yo no voy a decidir nada. Pero si los abogados me dicen vamos por acá, los seguiré a ellos. Tengo entendido que Lucas no quiere el juicio a la verdad. Contradictorio, ¿no? Yo a Burlando le digo: ‘Fernando, dejá…’”.

“¿Pero cómo vas a decir ‘dejá’ cuando ante la sociedad entera sos un hijo de puta?”, preguntó Etchecopar. “No es para la sociedad entera. Dejá de decretarlo, Baby. Sino es lo mismo que los que piden que me acosen. Me rompe las pelotas tener que salir a demostrar algo que no tengo que demostrar”, respondió Jey.

Y aclaró que no iba a hacer un raid mediático. “Esta es la última vez que yo voy a hablar del tema. Le voy a dar una pequeña nota a Ulises Jaitt, el hermano de Natacha. Ella estuvo en esa fiesta, yo la recuerdo con mucho cariño. Ella luchaba en serio por estas causas. Se me pone la piel de gallina cuando lo digo, porque ya que hablábamos recién de gente que no le importa nada, a ella le importaba… Y después de esto, no voy a hablar más. Me voy a tomar un tiempo para pensar. Y en ese pensar, esto lo digo genuinamente… Mañana van a analizar cómo levantaba la ceja, me chupa un huevo. Me voy a tomar unos días y voy a pensar genuinamente en esto que me estás diciendo. Pero me voy a tomar unos días. Y a la vez le agradezco de corazón a Darío Turovelzky y la gente de Telefe que me permitieron dar notas, que fueron tres, en espacios que no son Telefe, precisamente porque yo les pedí que sean en lugares en donde yo pueda hacer esto, que me agarres vos, que me agarre Rial, que me agarre Ulises y me pregunten descarnadamente”, aseguró.

Luego confirmó que la denuncia se había presentado en simultáneo con la muerte de su padre y habló del estado de su madre. “Está tratando de venir a visitarme, pero no puede. Porque en ese programa que dijeron ‘acósenlo’ y pusieron mi foto, lo lograron. Porque tengo cámaras en la puerta de mi casa 24/7. Y ella que tiene silla de ruedas, no puede venir a visitarme. Y yo no puedo salir de acá. ¿Pero sabés qué? Ahora después de esta nota, voy a salir a la calle”, remarcó.

¿Si va a poder volver a ser el mismo? “Voy a seguir siendo el mismo que hace reír, con el mismo talento, poco o mucho, inteligencia poca o mucha, amor poco o mucha. Con ese papel, si lo tengo bienvenido sea. Y si no lo tengo, yo voy a seguir siendo el mismo. Si eso conforma a la gente, voy por eso. No tengo ningún problema porque tengo todo para tenerlo a ese papel”, dijo. Y, antes de despedirse de Baby, concluyó: “Soy inocente”.