Impacto 107.3

viernes 14 de junio de 2024

Bella Vista: Nubes | Ahora: 26.19°C | ST: 26.19°C

Falcioni habló de la final de Copa Libertadores 2012: por qué Boca perdió

El ex entrenador del Xeneize reveló detalles como nunca antes de aquella derrota con Corinthians. La frase de Roncaglia y su cortocircuito con Riquelme.

Julio César Falcioni nunca tuvo pelos en la lengua para hablar de sus experiencias dentro del fútbol. Si bien siempre fue catalogado como un tipo de códigos en el ambiente, jamás dejó de ofrecer su punto de vista sobre las distintas situaciones y hechos en los que le tocó ser protagonista. No fue la primera vez que abordó su paso como entrenador de Boca Juniors, pero sí tal vez ahondó en detalles que no había contado hasta ahora. Los mismos estuvieron referidos a la final de la Libertadores 2012.

El técnico de 66 años que considera a Boca el club más grande de Argentina y uno de los más grandes del mundo, manifestó en TyC Sports: “Perdimos una final que pudimos haber ganado. En esa final pasaron un montón de cosas. El grupo estuvo reunido la noche anterior a la revancha en Brasil porque no viajaba. Eran las 12 de la noche o 1 de la mañana y no viajaban. Me golpearon la puerta de la habitación para avisarme que no iban a viajar por la situación de Roncaglia, que no podía jugar la final y el club no quería dejarlo viajar. Los jugadores, en solidaridad con él, tomaron esa postura”.

Sobre el diálogo que había tenido con el defensor que anotó el tanto xeneize en la ida disputada en la Bombonera (fue 1-1 contra Corinthians), reveló: “Había hablado con él en la semana y me aseguró que iba a jugar. Después sucedieron cosas y pasó algo diferente. Yo no puedo interferir en la carrera de un jugador. Creo que se quiso pagar el seguro, pero el representante no estaba contento con las condiciones. Dependía de las dos partes: uno asegura y el otro firma”.

De aquel episodio también mencionó: “Esa noche llamé al presidente (Daniel Angelici) y le dije que viniera al hotel, ahí se arregló. No había nadie más que pudiera solucionar el temaEl club había decidido que Roncaglia no viaje y todos nos debemos a las autoridades del club. Había que convencerlas para que eso fuera realidad”.

En la previa a aquella final de América también había salido a la luz que Juan Román Riquelme no iba a continuar jugando en Boca saliera como saliera ese partido. Esto fue ratificado por el propio número 10 luego del 2-0 en contra en San Pablo. “Me lo preguntaron antes del partido, antes de entrar al vestuario. Dije que no sabía nada. Yo quería jugar el partido, todo lo demás no me interesaba. Era una final de Copa Libertadores”, contó el Emperador. Y acotó: “Esa noticia afectó al grupo. Más de uno lloraba al término del partido porque se despedía Riquelme y no por haber perdido. Yo les decía que no iban a jugar nunca más un partido así y pasó eso, no la jugaron más”.

Para sintetizar todos los pormenores previos al duelo definitorio en el Pacaembú, Falcioni fue autor de una frase explosiva: “Si no hubiera pasado todo eso, ganábamos. Ese equipo estaba muy bien. Le ganó de local y empató de visitante con la Universidad de Chile de Sampaoli en su mejor momento. Le ganamos a Fluminense, Unión Española, a todos. Ese equipo estaba para ser campeón”.

Cuando a Falcioni le preguntaron si Riquelme había tomado la decisión de irse del club por estar en desacuerdo con él, fue concreto: “No sé, nunca me lo manifestó. Yo tuve una relación profesional con él. Como con todos, eh. No hablo con ninguno, ni con Somoza, ni con Ervitti, ni con Schiavi, ni con Riquelme. No hablo con nadie. Somos generacionalmente diferentes. Es difícil tener una relación”.

Y en el momento que le recordaron la frase de Román contra él (“Falcioni me hizo correr como un boludo”), aclaró: “Nunca hicimos correr a nadie como un boludo, siempre tratamos de preparar a todos de la mejor manera. Sí consideramos que tenía que hacer un entrenamiento extra porque así lo decidimos. Por eso hace 20 años que trabajabamos. Consideramos que si jugaba hoy, había que esperarlo 15 días, jugaba de nuevo y había que esperarlo otros 15 días… Mejor te pongo a punto y después jugás continuado. Esa es la única evaluación que hicimos de común acuerdo con el cuerpo técnico. Nunca tomé ninguna decisión de capricho. Después de eso, salimos campeones invictos”.

Por otra parte, rememoró que en el último partido suyo como entrenador boquense, que coincidió con la despedida de Rolando Schiavi del fútbol, en la pantalla de la Bombonera transmitieron un saludo de un Carlos Bianchi que fue vitoreado por todos los fanáticos: “Estaba todo preparado. Igual no me enojé porque yo tenía mis dudas de seguir. Me parecía que era mucho tiempo de estar en un club que te exige demasiado”. Y cerró: “Daniel (Angelici) ya dijo varias veces que su gran error como presidente fue no haberme renovado el contrato”.

Julio César admitió que se mantiene en contacto con directivos de Boca de aquella época como Daniel Angelici y César Martucci, al mismo tiempo que reconoció el afecto que le brindan los hinchas cuando los cruza. ¿Si volvería a Boca? Su contestación fue una indirecta para el formato de Riquelme como líder del Consejo de Fútbol: “No creo. Yo tomo mis decisiones. Yo le doy mucho valor al haber estado tres veces en Independiente, dos en Colón y cuatro en Banfield. Nunca hicimos cagadas de ningún tipo. Ganamos y perdimos, pero nunca hicimos nada que no correspondiera”.