Impacto 107.3

viernes 12 de julio de 2024

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 12.52°C | ST: 10.87°C

Elecciones en Tucumán 2023: fortalecidos por la victoria de Jaldo y Manzur, los gobernadores peronistas buscan influir en la estrategia electoral hacia las PASO

Jalil, Quintela e Insfrán viajaron para acompañar a los líderes del PJ local, que arrasaron contra Juntos por el Cambio y crecieron en la capital. Se define el rol que tendrá el ex ministro de CFK en el armado nacional. De Pedro viajó anoche para felicitarlos y Alberto Fernández hará lo propio esta tarde

Hubo dudas hasta último momento sobre la performance del oficialismo en esta provincia, que en los últimos días se perfilaba positiva pero que durante el último mes, después del fallo adverso de la Corte Suprema, se pusieron en duda. Sin embargo, la tendencia definitiva del escrutinio provisorio terminó confirmando anoche, pasadas las 22, que el PJ local había logrado imponerse holgadamente, con la fórmula del vicegobernador Osvaldo Jaldo y el ministro del Interior, Miguel Acevedo, sobre el binomio de Juntos por el Cambio, conformado por el diputado nacional radical Roberto Sánchez y el intendente capitalino de origen peronista, Germán Alfaro.

Después del triunfo del peronismo en el sexto distrito más poblado, los gobernadores del PJ, que hace cinco días pidieron que haya una única lista en las PASO, buscarán tallar con mayor fuerza sobre diseño electoral nacional, atravesado por la la eterna disputa entre Alberto Fernández Cristina Kirchner, donde buscan postularse por la Presidencia el ministro de Economía, Sergio Massa; su par de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; el embajador en Brasil, Daniel Scioli; y el jefe de Gabinete, Agustín Rossi.

El gobernador saliente, Juan Manzur, que participó activamente en la campaña incluso después de que su candidatura a vice fuera rechazada por la Corte Suprema, se prepara ahora para posicionarse en un cargo nacional, sea como postulante a un lugar en las listas del Ejecutivo o para una banca en el Congreso.

La diferencia del PJ sobre JXC superó los 15 puntos, como esperaba el oficialismo en los momentos de mayor optimismo, antes de la decisión del máximo tribunal de Justicia, conocido en mayo, que postergó la fecha de los comicios. El porcentaje del triunfo fue un motivo de festejo en la Plaza Independencia, al final de una jornada atravesada por las denuncias de los apoderados de Juntos por el Cambio sobre las demoras en la votación y supuestos movimientos irregulares en oficinas colindantes con el Banco Macro. En el oficialismo las desestimaron y las calificaron como parte de una campaña de desprestigio “desesperada” de parte de los referentes opositores locales.

Manzur y Jaldo festejaron juntos en la sede de la gobernación (TELAM)Manzur y Jaldo festejaron juntos en la sede de la gobernación

El peronismo, que dejó entre paréntesis la sanguinaria interna entre Jaldo y Manzur durante la campaña, tuvo más motivos para celebrar además del triunfo provincial. Anoche quedó envalentonado con el avance de la ex ministra de Salud de Manzur, Rossana Chahla, que quedó muy cerca de imponerse sobre su rival en la capital, la diputada nacional radical Beatriz Ávila, esposa del actual intendente, Alfaro. Finalmente la UCR se perfilaba para retener el bastión, que concentra el 40 por ciento del padrón, pero por una diferencia inferior a la que esperaba.

El primer referente del gobierno que salió a hablar después del cierre de urnas fue el propio Manzur, que había votado en Yerba Buena por la mañana, esperó los resultados en su casa en esa misma localidad cercana a la Capital por la tarde, y se presentó en la gobernación pasadas las 20 . A las 21 caminó los metros que separan su despacho del Salón Blanco, donde se instaló la prensa local y nacional, y, micrófono en mano, destacó ante las cámaras que ya se había terminado la prolongada votación, y que los primeros números registraban una participación en torno al 80 por ciento. “Es una gran jornada democrática”, se jactó.

En ese momento también confirmó un hecho clave para el contexto nacional, que había trascendido minutos antes: la visita a la sede de la Gobernación de cuatro de los caudillos peronistas más importantes de la región. Gildo Insfrán (Formosa), Ricardo Quintela (La Rioja), Raúl Jalil (Catamarca) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero) habían llegado de manera escalonada a la sede del Ejecutivo, junto a senadores y vicegobernadores de las provincias del Norte Grande, para acompañar la victoria, pero también para capitalizarla como un triunfo del bloque de gobernadores, que busca tallar en la pelea nacional en la previa del cierre de listas.

El gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, dio por triunfador al oficialismo tucumano a través de Twitter, donde publicó una foto en la sede de la Gobernación en San Miguel de Tucumán junto a su par saliente, Manzur; su sucesor, Jaldo, y el resto de los mandamases de los Ejecutivos del Norte Grande que viajaron a esta provincia: el catamarqueño Raúl Jalil, el riojano Ricardo Quintela y el formoseño Gildo Insfrán. “Ahora en la hermana provincia de Tucumán. Felicitaciones, Juan Manzur y Osvaldo felicitaciones por el rotundo apoyo de pueblo tucumano”, escribió.

La semana pasada, los gobernadores del PJ se aglutinaron para exigir una lista única, después de un encuentro conjunto en las oficinas del CFI en la Ciudad de Buenos Aires. Pero por ahora no dieron apoyo a ninguno de los presidenciables y se encuentran enfocados en mostrar poder al interior del oficialismo nacional. El triunfal discurso de Jaldo al final del día lo resumió con claridad: “Aquí en Tucumán también perdieron Larreta, Bullrich, Macri, y todos los que han venido a acompañar la campaña de Juntos por el Cambio. Por eso, no hay didas que a nivel nacional el peronismo se va a reorganizar. Vamos a trabajar con Juan en el sexto distrito más importante para que el movimiento nacional justicialista se una y conservemos el gobierno nacional. Vamos a ganar el gobierno nacional en octubre, vamos a trabajar con Manzur para aportar todo lo que esté a nuestro alcance”, dijo.

Wado viajó anoche sobre la hora a Tucumán
Wado viajó anoche sobre la hora a Tucumán

En los últimos meses crecieron los rumores acerca de que alguno de los jefes provinciales tenga representación en las fórmulas presidenciales, sea como titulares o como compañeros. Hasta ahora, en el entorno de De Pedro, de Massa y de Scioli se mostraron proclives a esa posibilidad. Y aunque los nombres que se mencionaron en el último tiempo fueron los de Gerardo Zamora y su esposa, la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala, el propio Manzur figura como uno de los que podría dar el salto a la arena nacional. Por ahora no hay definiciones sobre el rol que ocuparán.

La única figura de peso nacional en esta provincia fue la del ministro del Interior y presidenciable por el kirchnerismo, De Pedro, que decidió viajar a último momento y se adelantó, así, al arribo del presidente Alberto Fernández, que llegará mañana por la tarde, a las 16, para felicitar a Jaldo y a Manzur. El ministro llegó pasadas las 23 al Palacio de Gobierno para saludar, en búsqueda de apoyos para su candidatura en el camino hacia el intrincado cierre de listas previsto para el 24 de junio.

La gran duda que se abre a partir de mañana es sobre el futuro político de Manzur, que se quedó sin lugar en la boleta por decisión de la Corte Suprema. Por ahora baraja distintas posibilidades: ocupar la banca en el Senado que ocupa desde 2021 Pablo Yedlin, hombre de su confianza que encabezó la boleta de legisladores y volvería a Tucumán. O buscar un lugar en las listas nacionales, sea como diputado, o hacia el Ejecutivo. Hay quienes aseguran que está decidido a correr por la Presidencia como representante del interior en las PASO, y hasta ahora no dijo si está a favor o no de que los candidatos se diriman en las primarias. En cambio, se limitó a deslizar que sus planes dependerían de los resultados en la elección.