Impacto 107.3

viernes 12 de julio de 2024

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 13.39°C | ST: 11.75°C

Eduardo “Wado” De Pedro, en La entrevista informal: “La hija de un militar que asesinó a mi madre me cruzó en la calle y me pidió perdón”

El ministro del Interior participó del ciclo de Infobae que se propone conectar inquietudes, intereses y problemáticas de los jóvenes con precandidatos y políticos que van a desempeñar un rol clave este año electoral. Una charla profunda, sin formalidades y con preguntas inesperadas

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, contó los detalles del día que conoció a la hija del militar que participó del asesinato de su madre durante la dictadura, habló sobre el consumo de marihuana, el aborto, la problemática de los alquileres y el éxodo de jóvenes que abandonan la Argentina por la falta de horizonte y de un futuro que los convoque a construir el porvenir en su país.

“¿Creés en el perdón?”, “¿Consumiste trabajo sexual?”, “¿Acompañaste a alguna novia o a una amiga a hacerse un aborto?”. No hay preguntas incorrectas. Sin la rigidez del reportaje periodístico y con indisimulado desenfado, 13 jóvenes de entre 18 y 30 años convocados por Infobae especialmente para el ciclo La Entrevista Informal hablaron con el funcionario que suena fuerte como candidato para las presidenciales.

Uno de los que mejor representa la definición de “hijo de la generación diezmada” que mencionó Cristina Kirchner como portadores de su legado, De Pedro respondió todas las preguntas, con una aclaración pertinente: “No soy candidato”. Se trata de una prevención provisoria. Un calculado “por ahora”, mientras se multiplican los afiches, pintadas y posteos en redes del kirchnerismo que agitan el “Wado Presidente”.

Hijo de padres asesinados en dictadura, habló sobre el shock que vivió el día que conoció a la hija de uno de los responsables del crimen de su madre. Además, se refirió a su tartamudez, una condición que no le impidió mantener la conversación, incluso ante momentos de tensión por preguntas inesperadas para un político en campaña. ¿Hay amigos de verdad en la política o sólo gente que se acerca por interés?, le preguntaron. O si se siente responsable del éxodo de jóvenes hartos de años de fracasos y desesperanza.

De Pedro compartió en La Entrevista Informal un diálogo intenso y a la vez profundo con Victoria Konivalok, Micaela Maidana, Leandra Levine, Imanol Lostra Kolb, Malena Ventrice, Fausto Fernandez, Virginia Santeusanio, Melvin Stal, Julieta Mamani, Lucia Sanchez, Martina Wachs, Tomás Nerguizian, Victoria Gil Ishikawa.

La entrevista informal

El ministro Wado De Pedro junto a los jóvenes que participaron de La Entrevista Informal.El ministro Wado De Pedro junto a los jóvenes que participaron de La Entrevista Informal.

– Victoria Konivalok: Voy a descontracturarte un poquito. ¿Alguna vez consumiste marihuana?

No.

– ¿No? Ni medicinal, ni fumando, ¿nada?

Medicinal, estoy muy a favor de la industria del cannabis medicinal en las provincias del norte. Se está dando un fenómeno muy interesante porque por la tierra, por el sol y las condiciones climáticas, es una zona que está siendo muy bien vista por el resto del mundo por la calidad de producción.

También tuve la experiencia de algunos amigos míos, sobre todo uno que tuvo a su madre muy enferma, postrada con un cáncer, y el cannabis era lo único que la salvaba. En esa época todavía en Argentina no se podía comercializar y el pibe tenía que traerlo de Uruguay. Ese poder sanador que tiene lo vengo siguiendo mucho. Hay muchas inversiones también en Argentina respecto de eso.

– Estaría bueno también permitirlo recreativamente, como en Amsterdam, que lo tiene más abierto. ¿Cómo es tu visión del futuro sobre este tema?

No somos Amsterdam. Tampoco estoy a favor de que un pibe esté preso por consumir. Me parece que la Constitución Nacional les da a las personas el derecho a la intimidad y eso ya también está en los fallos de la Corte.

Pero el otro día estuve en un barrio, estuve en Lomas en un barrio, Villa Fiorito, y uno de los problemas centrales de los jóvenes es los familiares que tienen atrapados en adicciones. Entiendo que es un fenómeno que también podría estar dentro de las discusiones que tenemos que dar, que tiene que ver con las libertades, con las decisiones personales. Me parece un tema muy interesante.

– Leandra: Te quería consultar primero, ¿hace cuánto estás en pareja?

Once años.

– Si bien hace once años que estás en pareja, ¿hubieses considerado salir con una persona de derecha, con una macrista, por ejemplo?

Por supuesto. El amor no tiene cuestiones ideológicas. De hecho, he tenido relaciones que políticamente me decían que sonaban raras, pero bueno. El amor es eso, ¿no? es otra cosa.

– No te quiero comprometer con tu relación actual, pero..

No me comprometas, entonces.

– Igual lo voy a hacer. Soy trabajadora sexual y te quería consultar si alguna vez consumiste trabajo sexual. Si hubieses estado abierto a eso en su momento, cuando estabas soltero.

No, la verdad que no. Tuve la suerte de tener quizás una educación donde… Y viví en Mercedes, ciudad del interior de la provincia de Buenos Aires. Creo yo que no existía…. Pero no sé.

– Te quería preguntar cuál es tu postura al respecto. ¿Te considerarías abolicionista o regulacionista?

Me parece muy interesante tu discusión. Lo he discutido alguna vez cuando en Santa Cruz estaba regulado y existía un código. Me parece que todo lo que tenga que ver con la integridad física, con la salud y con la libertad de las personas, voy a estar siempre a favor de eso.

No soy abolicionista en el sentido de que no tiene que existir algo que existe, porque eso es negar la realidad. Hay muchas discusiones; yo estoy a favor de la libertad y de la protección de las personas trabajadoras.

– ¿Con una chica trans alguna vez consideraste…?

No.

Wado De Pedro aclaró que no es candidato presidencial, pero su nombre suena cada vez con más fuerza.Wado De Pedro aclaró que no es candidato presidencial, pero su nombre suena cada vez con más fuerza.

– Martina: Tengo dos preguntas para hacerte. ¿Alguna vez viviste una situación en la que tuviste que acompañar a alguien a hacerse un aborto, una amiga, una novia?

No, nunca. De hecho, tengo un tema bastante personal. Con mi pareja hemos perdido embarazos y la verdad es que sé lo que es, lo que genera eso.

– La segunda: se creó el Ministerio de la Mujer y más que soluciones vimos un ministerio de papel. ¿Qué podemos hacer para que haya un cambio real en la calidad de vida de las mujeres, que terminamos siendo ciudadanas de segunda?

No hay que delegar nunca los procesos de transformación de la sociedad en estructuras burocráticas como los ministerios. El ministerio sirve para facilitar el proceso que se da en la sociedad, pero lo que no hay que hacer es escindir la gestión de la lucha genuina.

Apoyaría sobre todo a las mujeres que están en el territorio, a esa militancia y esa visión del mundo un poco más justa o mucho más justa para los géneros y las diversidades.

– Julieta: Yo crecí sin papá. Él no estaba en las reuniones de padres, ni en los actos. Mi mamá tenía varios trabajos, porque éramos cuatro. Todavía tengo un poquito de rencor (re feo). ¿Cómo viviste vos crecer sin mamá ni papá? ¿Creciste con rencor?

Primero, como manifestaste dudas si lo que tenés es rencor o no, es importante tratar de ver qué hay en el fondo. Si hay tristeza, angustia o rencor. Cuando uno carga emociones negativas en la mochila, lo que termina pasando es que te termina venciendo.

Cuando uno se puede liberar y puede sacar esas cargas, escuchar los por qué de las otras personas, eso también ayuda mucho y sana.

– Virginia: ¿Tenés alguna conexión emocional o algún tipo de simpatía con los hijos que fueron víctimas de Montoneros?

Tengo una experiencia muy linda. Estaba caminando por la calle Las Heras y me para una chica y me dice: “vos sos Wado, ¿no?”, le digo que sí y ella dice “soy hija de un militar” (me dice el nombre), que justamente es uno de los militares que asesinaron a mi madre. Entonces, cuando me dice, “soy la hija de”, me quedé en shock. Me dice “quedate tranquilo, te quiero pedir perdón, porque yo tengo a mi padre en la cárcel, lo puedo ir a visitar, pude pasar las fiestas con él y sé que vos no”.

– ¿Crees en el perdón?

¿En el perdón de personas? Por supuesto.

– Micaela: ¿Cómo se reconquista a los jóvenes y a las personas que perdieron en estos años de gobierno? Muchos sufrieron por temas de inseguridad o incluso por la inflación.

Menos de la muerte, se puede recuperar todo y nos podemos recuperar todos. Por la situación económica. Nos podemos recuperar de hechos traumáticos. Nos vamos a recuperar de la pandemia, no tengo dudas. Los países se recuperan después de una guerra. Los países se recuperan después de un terremoto. Los países se recuperan después de una dictadura.

Me parece que es autoestima, unidad nacional, objetivos comunes, democracia. O sea, que la recuperación sea producto de la discusión y de un nivel de convivencia pacífica. Sin fantasía, de eliminar a otros, sin fantasías y sin soluciones mágicas.

Wado De Pedro participó con trece jóvenes del ciclo La Entrevista Informal de Infobae.Wado De Pedro participó con trece jóvenes del ciclo La Entrevista Informal de Infobae.

– Imanol: ¿Qué mensaje tenés para para los jóvenes que se identifican con Milei? ¿Te ves como una cara nueva en el peronismo para conquistar a estos jóvenes?

El mensaje que tengo es de mi experiencia personal. Primero tiene que ver no con el personaje Milei, sino con las ideas. Cuando yo propongo pensar un poco la Argentina de los últimos 40 años es porque cuando escucho algunas de las propuestas de Milei son justamente las propuestas que ya fracasaron en Argentina, como la dolarización. Si se llega a implementar, después de eso no hay vuelta atrás.

Tenemos que empezar a pensar en un programa de largo plazo, sostenible. A mí me tocó descreer mucho de la política. Estuve el 19 y el 20 de diciembre en la puerta de la Casa Rosada diciéndoles “que se vayan todos”. Estuve en los ‘90 en contra del menemismo, porque para mí no tenía nada que ver con la “Revolución Productiva” y la generación de trabajo. Todas esas frases muy lindas en Argentina terminaron con el 50% de pobres.

– Tomás: Tengo un emprendimiento con amigos desde hace ya tres años y vemos que hay muchos problemas de inseguridad. ¿Qué respuesta se le puede dar a este problema?

Uno de los problemas a nivel mundial que viene creciendo es la proliferación de organizaciones vinculadas al narcotráfico, al contrabando, al contrabando de personas, el crimen organizado. Esas bandas que trascienden fronteras, que tienen más recursos, quizás, que el Estado. El narcotráfico que accede a comprar armas, a comprar tecnología a la par de los sistemas diseñados para combatir.

Yo llamaría a todas las fuerzas políticas a dejar de lado las mezquindades, analizar técnicamente cómo se soluciona, cuáles son las fuerzas de seguridad que están cooptadas, cuáles son los sectores de la política que están cooptados por el crimen organizado, cuáles son los sectores del Poder Judicial que están cooptados por el crimen organizado y empezar a diseñar una seguridad en Argentina, profesional y en serio.

Un método de lucha contra la delincuencia que no tiene que ser parte de la campaña tiene que ser lo básico. Las campañas tienen que ser para ver cómo te doy mejores condiciones, no cómo te garantizo lo básico o cómo dejo de garantizarte algo básico.

– Victoria Gil: ¿Cuál es el abordaje que se piensa hacer en torno esta problemática sobre vivienda y hábitat, que se viene arrastrando hace años?

Como ministro del Interior recorrí las provincias argentinas preguntando, y a los gobernadores y gobernadoras de todas las fuerzas políticas, cuáles eran las obras de infraestructura básica que necesitaba cada una de las provincias para generar mejores condiciones de vida, pero sobre todo para generar trabajo.

Esa ronda la hice en el 2020. En el 2021 comenzamos a recorrer las mismas provincias, pero preguntando a los empresarios, a todas las cámaras empresarias de cada una de las provincias, preguntándoles qué necesitaban, cuáles eran las obras de infraestructura para generar empleo. Ese trabajo nos llevó dos años. Fue acordado, consensuado con todos los gobernadores de todas las fuerzas políticas y ahora, este año, empezamos a analizar cuáles son las obras que tienen que ver con la calidad de vida de la gente, a dónde faltan jardines, a donde faltan escuelas, a donde faltan universidades, qué barrios hay que urbanizar.

Hay un censo también hecho por el Congreso Nacional y por muchas organizaciones sociales, que es el Registro Nacional de Barrios Populares, que son casi tres mil barrios donde ya tenemos la localización en Argentina de todos los barrios que necesitan ese tipo de infraestructura. Con la ley que se votó en el Congreso de aporte extraordinario en el marco de la pandemia, se destinó parte de los fondos de ese aporte extraordinario a la construcción de infraestructura en esos barrios.

Nuestra generación y la generación de ustedes tienen que empezar a revertir: urbanizar lo que se pueda urbanizar y, sobre todo, pensar en una Argentina multipolar, con muchos polos productivos, para que cada argentino pueda vivir en la provincia o donde elige vivir. Hacer planes estratégicos que puedan trascender un gobierno y que podamos planificar y ordenar la Argentina, técnicamente, seriamente, políticamente, con consenso, por acuerdo y que los gobiernos cumplan.

Wado De Pedro habló en la entrevista sobre el aborto, el consumo de marihuana, Milei y el éxodo de jóvenes.Wado De Pedro habló en la entrevista sobre el aborto, el consumo de marihuana, Milei y el éxodo de jóvenes.

– Fausto: Mi hermano se fue a vivir a Estados Unidos a intentar progresar, algo que acá no pudo encontrar. ¿Los políticos entienden que tienen responsabilidad en que los jóvenes tengamos esta incertidumbre? Sobre todo porque el kirchnerismo gobernó los últimos 20 años.

Los últimos veinte años fueron gobernados doce años por el kirchnerismo y cuatro años por Mauricio Macri y por Cambiemos. Está muy bueno pensar en por qué se van algunos jóvenes, pero englobar veinte años en una misma bolsa, ahí yo te diría separemos un poco.

Lo que hicimos nosotros hasta el 2015 fue desendeudar a la Argentina para comenzar un proceso de desarrollo sostenido. Ustedes pudieron ver el video de Nicolás Dujovne o Carlos Melconian donde dicen que “Argentina es uno de los países más desendeudados del mundo”.

Cuando no tenés deuda, eso te permite tomar deuda para hacer obras de infraestructura o para invertir en el perfil o en la matriz productiva que considerás que tiene que tener tu país. Sobre todo para las futuras generaciones. Ese proceso se cortó y volvimos a recetas viejas, viejas, viejas, que era “la industria nacional no sirve”, “todo lo de afuera es mejor”.

El sistema financiero volvió ser el privilegiado de las ganancias en Argentina y volvimos al Fondo Monetario Internacional. Le pedimos, primero, USD 100 mil millones a los fondos de inversión. Cuando no teníamos para pagarle, fuimos al Fondo Monetario Internacional, le pedimos USD 45 mil millones para pagarle a los fondos, que se fueron. Y esa deuda la tienen todos ustedes y la tengo yo.

– Lucía: Ya con el diario del lunes, ¿qué reflexión te merece el vacunatorio VIP?

Creo que el Gobierno tomó las decisiones que tenía que tomar, las personas pidieron disculpas y eso.

– No todos pidieron disculpas.

Sí, también conozco que fue algo generalizado, donde algunos países lo tomaban como sectores priorizados de la gestión. No es el caso mío ni el de muchos, con lo cual, si fue un sector y algunos no pidieron disculpas, está mal. Está mal por ellos.

– Victoria Konivalok: ¿Sentís que la exposición te cambió como persona?

La exposición tiene algo que, a los que nos gusta la vida que tenemos, te va restringiendo. Yo voy al supermercado, a la carnicería, compro, ando por mi barrio en Buenos Aires y ando por mi barrio en Mercedes.

Soy fanático de las ferreterías, con lo cual cuando puedo ir a una ferretería voy. Soy fierrero y productor agropecuario. Me gusta ir a mí y ver qué motosierra es la que más me gusta. Tengo eso de vida de pueblo que lo hago, porque vivo en una ciudad hermosa, que es la ciudad de Mercedes. Pero reconozco que con el nivel de violencia verbal que hay en la política de Argentina, con el nivel de fake news que hay en la redes, con el nivel de fake news o con la vergüenza que es no repudiar hechos de violencia y dejar que tomen temperatura estos discursos de odio. Esto me parece que se va a hacer más complicado para todos.

Perdés un poquito de libertad, pero el fin tiene que ser bueno. Esa pérdida de libertad personal es un costo que uno paga a favor de que los sueños que pensamos se puedan realizar.

– ¿Cómo lidias con todo ese hateo, con el odio? ¿Te fijás en las redes que dicen de vos?

Lo hice al principio. Me dolió bastante cuando me tocó dar el resultado de las elecciones del 2021. Era la primera vez que tenía que dar algo así con muchísima exposición. Era el resultado de las elecciones, casi todo el país viendo. La tartamudez me jugó en contra porque, lógico, la presión -y no estoy coacheado- me jugó en contra.

Ahí sí ví todo lo de las redes. Me llamó la atención que algunos dirigentes políticos de la oposición -pocos- habían hecho burlas. Me gustó después que la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires haya repudiado el hecho.

A raíz de ahí también comencé una campaña que se llama “Argentina contra el bullying”. A raíz de ahí mucha gente, muchos padres de pibes y pibas con tartamudez, me dijeron “tenés que hacerlo más”“mi pibe quiere dejar la escuela, no quiere estudiar, está deprimido”. Eso me dio ganas de hacer una campaña y trato de no ver, porque yo sé que si uno se contamina demasiado visualmente, todo eso queda, queda.

Trato de que no me llegue y trato de transformar y sueño con una sociedad más normal, donde vos sos como sos, yo soy tartamudo, vos tenés el pelo así, vos tenés tus cosas, vos tus otras cosas, uno es gordo, otro flaco, más petiso, más alto, un ojo tuerto, el problema, la dificultad o la diferencia que sea.

– Melvin: ¿Se te hace difícil conocer a alguien y a lo mejor dudar de sus intenciones?

Tengo una fórmula que no me falla. En determinados ámbitos, desconfío siempre. Es por interés, siempre. Y abajo, jóvenes, pueblo, gente común, te dicen las cosas más de frente, son más sinceros. Hay ámbitos del poder que desconfío siempre. No me creo que yo tenga la capacidad de atraer a alguien importante si no es por el cargo.

Y también tengo muy bien separado quién soy yo y cuál es el cargo que ocupo. Y sé quiénes vienen con este Wado, que es coyuntural, que el 11 de diciembre no va a ser más, y sé quien es Wado. A mucha gente se le va el bocho, el poder les hace mal. Se creen que son este, y después se frustran porque todos los regalos que te mandaban para fin de año te los mandaban porque eras este, no porque eras ese. Las cosas buenas te las dicen por el cargo y el poder, y eso lo tengo totalmente claro y soy mucho más feliz con el Wado sin esto que con el Wado con esto. Esto es una responsabilidad y es un desafío.

– Malena: Esta pregunta es personal ¿En la política se pueden encontrar amigos o son todos compañeros? ¿Encontraste alguna relación de amistad?

Linda pregunta. Con los años, uno va encontrando amigos, pero tienen que pasar muchos años, por este tema de que la política también tiene gente muy buena que participa, gente con valores, que le nace tratar de militar por una sociedad mejor y yo a lo largo de los años he encontrado personas con las que tengo una amistad profunda, que se fue dando en las buenas y en las malas, pero son pocos. El resto son compañeros y compañeras.

– ¿Y perdiste amistades? Personas que empezaron siendo amigos y después te diste cuenta de que no era por ahí.

De las amistades mías de Mercedes -del jardín, la primaria y del secundario- los tengo a todos. Seguimos yendo una vez por año a algún viaje al interior de la Argentina. Vamos a todos los cumpleaños, cosas de grupo de pueblo. Tenemos todos distintas visiones políticas, nada que ver, pero tratamos de hablar menos de política y más de las anécdotas que nos hacen bien.

– Micaela: Nos vemos condicionados para acceder a una casa porque sólo se compran viviendas en dólares. Y los dólares son demasiados, cuando la posibilidad de compras esos dólares es muy poca. ¿Qué medidas prevén para que accedamos a una vivienda sin que eso nos lleve toda la vida?

Muy buena la inquietud. Argentina tiene el problema de que hay varios millones de personas que alquilan y hoy con el nivel de inflación gastan cada vez más porcentaje de su sueldo, cuando debería estar entre 20% o 30% del sueldo. Hoy ese porcentaje que se usa para alquilar es mayor. Nosotros vemos con buenos ojos lo que funcionó en los últimos años: el Plan ProCrear, con tasa subsidiada. Otra vez el Estado es el que puede apalancar una inversión privada con constructoras privadas que hagan desarrollos inmobiliarios. Pero lo que funcionó fue el ProCrear, que le dio acceso a muchísimos jóvenes, a muchísimas personas, que fue transparente, que se hizo mediante el sorteo de la Lotería Nacional.

Hay otro déficit: quizás hay gente que puede destinar el porcentaje del salario que dedica al alquiler a ir construyéndose algo, pero no tiene terreno. Estamos diseñando con la información que hay sobre terrenos públicos o con compra de terrenos por parte del Estado, tratar de aportar otra solución.

Hay gente que puede pagar un lote en dólares en una urbanización en alguna ciudad de la Argentina, y hay otros que no. Entonces poder brindar con una sinergia inteligente entre el Estado y el mercado para que puedan acceder a lotes con servicios, trabajadoras y trabajadores que de otra forma no lo pueden hacer.

– Malena: ¿Y qué pensar que podría haber después de la muerte?

Paz.

– ¿Paz? ¿Solamente paz?

¿Más que eso querés?

– No sé, colores, no sé.

Eso es tuyo, está bárbaro. Esa es tu respuesta. Para mí es paz.