Impacto 107.3

domingo 16 de junio de 2024

Bella Vista: Nubes | Ahora: 19.93°C | ST: 20.46°C

Antes de ir al FMI, Massa se reunirá en República Dominicana con la funcionaria que Biden designó como enlace para Argentina

El ministro de Economía hará una breve escala en la isla caribeña en su camino a Washington, donde esta semana se realiza la reunión de primavera del Fondo y el Banco Mundial. Se reunirá con Wendy Sherman, subsecretaria de Estado de EEUU, y con Luis Abinader, presidente dominicano

Comenzará mañana otra semana movida para el ministro de Economía, Sergio Massa. Se espera que desde el lunes esté vigente el nuevo dólar agro a 300 pesos, con esquemas diferenciales para la soja y las economías regionales –los detalles de implementación se conocerán en las próximas horas–, y el viernes el Indec dará a conocer la inflación de marzo. El resto de la agenda semanal del ministro estará centrada en el exterior.

Massa asistirá a la tradicional Reunión de Primavera del FMI y el Banco Mundial, en Washington, y antes tendrá una reunión de alto nivel estratégico –diplomático, político y económico– para tratar temas de agenda bilateral con Wendy Sherman, la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, segunda del secretario Antony Blinken. Sherman fue designada enlace con Argentina por el propio Joe Biden días atrás, cuando el presidente Alberto Fernández visitó la Casa Blanca.

Escala caribeña

El encuentro entre Massa y Sherman será en Santo Domingo, la capital de República Dominicana, el próximo miércoles. Las nutridas agendas de ambos así lo requirieron y la escala de Massa en ese país, organizada camino a Washington, habla del buen clima y predisposición al diálogo de las partes.

El ministro tiene que estar en Washington DC el jueves y la funcionaria americana llegará ese mismo día a la Argentina (donde está previsto que se reúna con Fernández y el canciller Santiago Cafiero).

El encuentro entre ambos era muy importante, según surgió de la última reunión en la Casa Blanca, ya que buena parte de la nueva hoja de ruta de trabajo bilateral pasa por cuestiones económicas. En resumen. ayudar al país a atravesar el impacto de la sequía e ir a una economía más ordenada en un año electoral que plantea muchas dudas. La construcción de ese “puente”, como lo definió Biden, tiene a Sherman como una artífice central.

Sergio Massa y Luis Abinader, el año pasado en Santo DomingoSergio Massa y Luis Abinader, el año pasado en Santo Domingo

Otro funcionario americano participó de los ajustes finales del encuentro: se trata de Ricardo Zúñiga, subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado (responsable de América Latina), con quien el tigrense tiene una muy buena relación desde hace tiempo.

Cómo se dijo, será una escala muy corta y los funcionarios argentinos no dormirán en la isla. Ni bien aterrice en Santo Domingo, Massa se reunirá con Luis Abinader, el presidente local, con quien también tiene un vínculo estrecho y a quien había visitado hace justo un año cuando aún era presidente de la Cámara de Diputados.

Luego, Massa, Sherman y Zúñiga tendrán una cena de trabajo en un restaurante de comida caribeña en el barrio Colonia y cerca del río Ozama, que divide la ciudad. El argentino estará acompañado por su jefe de asesores, Leonardo Madcur; por su asesor internacional, Gustavo Martínez Pandiani, y por su responsable de comunicación, Santiago García Vázquez. Además, este fin de semana viajarán directamente a Washington Gabriel Rubinstein, viceministro; Marco Lavagna, director del Indec y a cargo de la relación con los organismos multilaterales de crédito, y Lisandro Cleri, director del BCRA.

El temario de seguimiento del encuentro Massa-Sherman podría dividirse en cuatro ejes:

– Respaldo de EEUU por medio de fondos de multilaterales. Ese tema lo vehiculiza el Tesoro americano, a cargo de Janet Yellen. Está más que claro el peso de EEUU en el FMI y lo vital que será el respaldo de la administración Biden para el desarrollo del resto del programa con el organismo. El impacto de la sequía seguramente requerirá más cambios a las metas y en ese contexto asoma como muy relevante el “puente” que prometió Estados Unidos.

Marc Stanley, Ricardo Zúñiga y Sergio MassaMarc Stanley, Ricardo Zúñiga y Sergio Massa

– Inversiones mineras. Es litio, pero no sólo litio. También cobre y otros minerales. Sólo en cobre, el país tiene 8 proyectos en marcha en 5 provincias que requerirán inversiones de más de USD 22.000 millones y tiene un potencial de producción de más de 1,2 millones de toneladas anuales. El congreso de EEUU aprobó un acuerdo que le da prioridad a países con los que tiene acuerdos de libre comercio y por eso se trabaja en esquemas alternativos y de reglamentación para que pueda entrar Argentina, jugador central en litio. El tema es comercial, pero sobre todo estratégico: EEUU sabe que si no le compra el mineral al país muy probablemente el comprador o destinatario final sea China.

En ese rol es vital la relación con José W. Fernández, el subsecretario del Departamento de Estado para Crecimiento Económico, Energía y Medio Ambiente, con quien Massa se reunió varias veces.

El capítulo sobre las inversiones en Vaca Muerta también estará presente.

Sergio Massa, Kristalina Georgieva, Gita Gopinath y Marco Lavagna en la reunión del G20 que se hizo en India a fines de febreroSergio Massa, Kristalina Georgieva, Gita Gopinath y Marco Lavagna en la reunión del G20 que se hizo en India a fines de febrero

– Preferencias comerciales. El acuerdo Sistema General de Preferencias da ventajas arancelarias en EEUU, a ciertos países, en algunos productos. Argentina perdió varias de esas ventajas hace un par de años y se busca definir un nuevo cronograma de restitución para productos como biocombustibles, cítricos, etc.

– Industria farmacéutica. Se trabaja para que los productos que se fabrican en Argentina puedan ingresar a un mercado ultra regulado como el americano.

Agenda en DC

El foco del viaje de Massa y su equipo será el FMI, sin dudas. Pero el ministro tendrá también reuniones importantes en el marco del G20 –plenarios y bilaterales con otros ministros– y otras en la Casa Blanca, con Juan González, principal asesor de Biden para América Latina; y con Michel Pyle, Director Adjunto del Consejo Nacional de Seguridad. También con Mathias Cormann, Secretario General de la OCDE.

Massa se encontrará con Abdulrahman Al- Marshad, CEO del Fondo Saudí para el Desarrollo. Si bien Economía no adelantó detalles, Infobae pudo saber que se trabaja en una minuta de desembolsos por USD 1.200 millones en dos tramos para inversiones en proyectos estratégicos en los que se enfoca el fondo árabe, como infraestructura y riego.

Con el Fondo Monetario se seguirá hablando de la evolución del programa vigente, algo que Massa hizo recientemente con Gita Gopinath, la segunda del organismo. Con ella el ministro tiene agendado un encuentro bilateral el viernes y participará en varias sesiones y paneles de la Reunión de Primavera, en el edificio del Fondo, en la calle 19 y la avenida Pennsylvania, a dos cuadras de la Casa Blanca. Va a ver formalmente a Kristalina Georgieva, la número uno del FMI, el próximo sábado en una reunión de trabajo para ministros de Hacienda y Gobernadores de Bancos Centrales de América Latina, Canadá y EEUU. Si bien no está en agenda, no se descarta un encuentro privado entre ambos.

Massa fue invitado a algunos de los eventos laterales que se hacen en Washington mientras se desarrolla la intensa agenda del FMI. Según pudo saber este medio, tres muy importantes bancos lo invitaron a ser parte de sus charlas de inversores, pero el ministro no confirmó hasta el momento y su idea sería no participar.

DC espera a Massa con buen clima y temperaturas cercanas a los 30 grados. En su tercer viaje a la capital de Estados Unidos desde que es ministro, buscará comenzar a transitar este 2023 electoral que ya arrancó con dudas, una inflación que no afloja y cambios en las metas del programa con el FMI. Quizás haya que analizar nuevas en el contexto de una suerte de relanzamiento de las relaciones bilaterales con EEUU y del “puente” del que se habló días atrás en la Casa Blanca.