Impacto 107.3

sábado 15 de junio de 2024

Bella Vista: Nubes | Ahora: 20.34°C | ST: 20.88°C

Acusaron a Cacho Garay de violar la restricción de acercamiento hacia su ex pareja y sumó una nueva imputación

El humorista continúa detenido con prisión domiciliaria mientras se desarrolla el proceso de la causa de violencia de género por la denuncia que impulsó Verónica Macías, ahora su ex pareja

En un nuevo capítulo de la situación judicial que atraviesa Juan ‘Cacho’ Garay, el comediante fue imputado por violar la restricción de acercamiento hacia su ex pareja Verónica Macías, que pesa sobre el mendocino luego de que ella lo denunciara por violencia de género.

Según precisa la investigación, días atrás, el humorista habría realizado una llamada telefónica a la mujer. La comunicación se habría hecho desde la casa de su hermana, en Coquimbito, Maipú, donde el comediante cumple con la prisión domiciliaria desde mediados de abril.

De esa manera, la fiscalía entendió que violó la prohibición de acercamiento que le impuso la Justicia, y lo imputó por desobediencia Respecto de la llamada, trascendió que, durante esa comunicación, Garay no emitió palabra alguna y sólo se escuchó sonido ambiente, tal como precisaron fuentes de la investigación a Télam.

Macías conoció a Garay a sus 20 años, cuando él tenía 36
Macías conoció a Garay a sus 20 años, cuando él tenía 36

Actualmente, el humorista continúa detenido con prisión domiciliaria mientras se desarrolla el proceso de la causa de violencia de género por la denuncia que impulsó Macías. A fines de abril último, el juez Juan Manuel Pina dictó la prisión preventiva contra Garay. El hecho se dio luego de que el fiscal Daniel Carniello ampliara la imputación por el delito de “abuso sexual con acceso carnal reiterado y privación ilegítima de la libertad agravada por la relación de pareja, todo en concurso real y en contexto de violencia de género”.

En ese momento, el artista se encontraba en libertad, ya que había pagado la fianza por “tenencia ilegal de arma de fuego y amenazas agravadas por violencia de género”.

La relación entre Cacho Garay y su ex pareja

Luego de que se conociera la denuncia, Macías explicó cómo fue su relación con el humorista y los escalofriantes hechos que vivió. En sus declaraciones, contó cómo fue engañada por quien era su pareja, quien prometió impulsar su carrera artística cuando ella tenía tan solo 20 años y él 36.

El hombre habría llamado a su ex pareja desde la casa en donde cumple con la prisión domiciliaria El hombre habría llamado a su ex pareja desde la casa en donde cumple con la prisión domiciliaria

Su primer encuentro fue en Salta, luego de que Garay haya garantizado ayudarla. “Fui ilusionada, le conté a mi mamá, a mis amigos… Y cuando llego, llegamos a un hotel y que le dan llaves a todos, y a mí no. Y me dice, no, pero vos estás conmigo”, dijo ella en diálogo con el programa Intrusos.

Macías aseguró que, esa noche, tuvo que mantener relaciones sexuales con él a pesar de no querer hacerlo. En ese sentido, señaló: “No me quedó otra. Me llevó muy engañada. Me dijo que me iban a pasar cosas lindas. Esa frase no me la olvido nunca más”.

A partir de ese viaje la pareja se distanció, aunque el humorista volvió a insistir para estar juntos; así, nuevamente con la promesa de que cante en vivo, esta vez, en Mar del Plata, Verónica accedió a viajar con Garay, de acuerdo con sus declaraciones. Sin embargo, al llegar, el comediante le comentó que no iba a actuar. “Me dijo ‘esto lleva un proceso’. El proceso era seguir estando con él. Me dejaba encerrada, sola en el departamento y cuando mi mamá llamaba para preguntarme cómo me había ido, yo mentía”, continuó.

La joven recordó además que la llevó a una fiesta donde había otras dos mujeres y un hombre “muy conocido”. Garay pretendía que estén sexualmente todos juntos en una habitación. Pese a que en ese momento no “hicieron nada”, Macías dijo que se sintió acosada.

En esa línea, la mujer reveló: “Él me hacía participar de encuentros con otras mujeres, todo era sexo. Yo pensaba que ya me había acostumbrado y lo empecé a naturalizar. A mí él no me quiso nunca y yo siempre le tuve miedo”.