Impacto 107.3

domingo 16 de junio de 2024

Bella Vista: Nubes | Ahora: 19.93°C | ST: 20.46°C

A días de las PASO, Ramiro Marra habló de sus propuestas y aseguró: “No son solo jóvenes los que nos apoyan”

El precandidato a jefe de gobierno porteño por La Libertad Avanza habló sobre las elecciones concurrentes, los piquetes y su idea de construir una cárcel en la provincia de Buenos Aires

Cuando faltan tan solo unos días para las próximas elecciones primarias, el precandidato a jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires por La Libertad Avanza, Ramiro Marra, habló de algunas de sus propuestas, ratificó su decisión de avanzar contra los piqueteros y aseguró que “ya no son solo jóvenes los que apoyan” al espacio.

En diálogo con Infobae, el dirigente opositor cuestionó duramente a la actual gestión de Horacio Rodríguez Larreta y opinó sobre el impacto que podría tener en su desempeño electoral el hecho de que los comicios sean concurrentes, es decir, con un sistema de votación que separa los cargos locales de los nacionales, por lo que su boleta no estará pegada a la de Javier Milei.

-¿Cómo está viviendo en lo personal este último tramo de la campaña?

-Bueno, siempre con el entusiasmo de que fundamos este espacio político con Javier Milei, en crecimiento. Siempre me sorprendo de todo lo que se puede generar. Gracias a todo lo que, a partir de la conformación de esta nueva forma de hacer política, se termina logrando ver un estadio lleno como el Movistar Arena. La verdad que a uno lo reconforta ver el acompañamiento, porque una cosa que me sorprendió ayer es, fuera de la gente que vino de otras provincias y que hicieron mucho camino para venir, la cantidad de gente que me decía “es la primera vez que vengo a un acto político”.

-¿Y por qué cree que se da eso?

-Porque planteamos la política de una manera diferente, no lo hacemos de forma estructurada. Lo hacemos de la forma que lo sentimos. Nos metimos en la política partidaria porque veíamos que algo estaba funcionando mal. Somos parte de esa sociedad que está harta y cansada. ¿Cómo estamos representando el hartazgo? Con ideas y con propuestas, pero seguimos siendo parte de eso. Es muy difícil que hoy un argentino no esté harto de esto, y cuando la gente ve que nosotros tenemos propuestas, lo que terminamos haciendo es generando el cambio de posicionamiento.

-Ahora, la mayoría de esa gente que le dice “es la primera vez que vengo a un acto, ¿usted ve que son jóvenes?

-Mirá, me sorprendió eso del acto, que había gente más grande, más mujeres y un apoyo que ya no podemos decir que es de los jóvenes solamente. Nos apoyan de todas las edades y de todas las características que hay, y en todos los puntos del país.

-¿A qué atribuye eso?

-A que nosotros hablamos del individuo. Nosotros no estamos diciendo hoy te vamos a hacer la propuesta para los jóvenes, hoy la propuesta para la tercera edad. Nosotros hablamos del individuo. Nuestras propuestas no están basadas en grupos en particular, que es lo que suelen hacer los políticos para captar un voto, que claramente es una especie de manipulación. Yo veo la campaña de algunos jefes de gobierno y todos los días es una propuesta para un grupo diferente de personas, pero nunca hablan del individuo y, claramente, lo que están haciendo son estrategias de marketing.

Junto a Javier Milei durante el cierre de listas (Franco Fafasuli)Junto a Javier Milei durante el cierre de listas

-¿Pero por qué cree que antes había un núcleo que mayoritariamente era joven y ahora ya es de todas las edades, como usted dice?

-Porque fuimos creciendo y mucha gente grande que había perdido las expectativas y la esperanza de poder cambiar el rumbo de este país, cuando vio lo que surgía a partir de la aparición de nuestro espacio político nos empezaron a acompañar, es lógico. Cuando uno empieza a crecer como espacio político, ya no podemos hablar de solo un grupo de personas.

-En el último tiempo estuvo haciendo varias recorridas con Javier Milei, ¿qué le transmite la gente en esas recorridas?

-Apoyo y esto que te hablaba de la esperanza, de decir “volví a recuperar lo que tenía perdido después de lo que fue el 2015″, con un espacio político llamado Cambiemos que no terminó cambiando nada, mucha gente se sintió decepcionada. La verdad que es impresionante ir a un shopping o ir a una recorrida y que venga gente y nos dé un abrazo y todo ese apoyo, a uno lo reconforta, porque estamos por el camino correcto. Para nosotros no es común, venimos del sector privado, trabajamos en empresas, o sea, no es normal que nos vayan saludando por la calle, venimos de estar en oficinas, en el caso de Javier, de un aula, y de repente todo este apoyo de la sociedad, a uno lo le también le da un espíritu de tomarse esto con seriedad y con las responsabilidades correspondientes.

-¿Cree que esa gente que se acerca a saludarlos van a necesariamente traducirse luego en votos o puede que haya una porción que luego vote a otro partido?

-Yo entiendo que sí, porque no es que vienen a solamente saludar. El saludo es un símbolo de apoyo, pero también vienen a darnos esa fuerza necesaria para seguir en todo esto que es el barro de la política. Nosotros estamos perdiendo cosas por hacer política, pero entendemos que lo que hay por ganar es mucho más y no lo hablamos en términos personales, sino en términos de poder recuperar una Argentina mucho más próspera y no ésta en las que nos toca vivir.

-¿Complicó su candidatura a la decisión de Horacio Rodríguez Larreta de convocar elecciones concurrentes en la ciudad?

-No lo quiero asociar a términos personales y decir me complicó a mí, yo creo que lo que complicó es institucionalmente a la ciudad de Buenos Aires y, por supuesto, a la Argentina, porque cambiar las reglas de juego a último momento para beneficiar a un candidato en particular está mal, pero es más, Rodríguez Larreta el año pasado, cuando se discutía si se iban a suspender las PASO, salió a decir que eso estaba mal, que no había que cambiar las reglas tan pronto, y él lo hizo más pronto todavía.

El dirigente también opinó sobre las elecciones concurrentesEl dirigente también opinó sobre las elecciones concurrentes

-¿Eso también le puede quitar votos a usted al no estar su rostro en la misma boleta que la de Milei?

-Bueno, ahí nosotros tenemos que dejar en claro que nuestro proyecto encabezado por Javier Milei tiene una distinción, que es las ideas del liberalismo. Si él hubiera defendido ideas de la izquierda, no hubiera sido conocido, y en mi caso estoy defendiendo las mismas ideas desde que tengo uso de razón y por suerte ya tengo un conocimiento público donde todo el mundo sabe lo que yo pienso.

-¿Cómo calificaría la gestión de Horacio Rodríguez Larreta?

-Creo que el domingo vamos a ver cuánto ha fracasado, porque estuvo enfocada claramente en ganar una interna en su partido político. Puso todos sus recursos y su dedicación de tiempo a ser presidente, o candidato a presidente, porque no sabemos si lo va a llegar a ser, en base a lo que tenía que ser su responsabilidad, que era ser jefe de gobierno. No está gestionando la ciudad, está preocupado por su candidatura a presidente. Tendría que analizar si no tendría que haber renunciado y si gana la interna, tiene que renunciar, porque si no hay un conflicto de intereses continuos. Ya dije que creía que era pertinente que renuncie Sergio Massa, por supuesto, porque tampoco ha gestionado. Rodríguez Larreta ha gestionado aumentando los impuestos. Cuando uno ve en comparativa con el resto de las provincias, la ciudad de Buenos Aires está entre las dos provincias que más subió Ingresos Brutos, cuando el resto de las provincias lo bajaron. Todo eso es una gestión que pesa en nuestras espaldas. Después, termina siendo un exceso de bicisendas, un exceso de Metrobús, un exceso de romperte la vereda en la puerta de tu casa, todo eso termina siendo una mala gestión.

-Usted es muy crítico de los piquetes. Un argumento que esgrime el oficialismo es que si uno quiere evitar los piquetes, debería movilizar a toda la policía de la ciudad que está custodiando otros lugares, ¿cómo solucionaría esa disyuntiva?

-No es necesario eso. Trabajo en el centro desde hace 23 años, me puedo considerar un experto en piquetes por convivir con ellos. La mayoría son de muy pocas personas, son de 40 a 100, y la mayoría están encabezados por líderes piqueteros que obligan a las otras personas a ir, que son esclavizadas, entonces, hay que ir a buscar a los líderes piqueteros y así desarticulas estas mafias que utilizan los recursos del Estado para extorsionar tanto a los políticos que terminan siendo cómplices, porque no hacen nada, como a la gente que tiene una necesidad.

-¿Y con las grandes manifestaciones qué haría?

-Las grandes manifestaciones tienen un sentido de existir porque es parte de lo que hacen los ciudadanos en cualquier parte del mundo. Acá lo que pasa es que hay micro manifestaciones o manifestaciones orquestadas por mafias que lo hacen de manera sistemática en horarios picos, en lugares céntricos, para joder al otro. Las grandes manifestaciones se dan por sí solas, que es otra discusión. El tema acá es que no estamos hablando de la manifestación, estamos hablando de piqueteros, de gente que se autodenomina piquetero, y el piquete es algo que determina cortar una calle, no importa cuánto seamos, no importa cuál es el motivo que dicen de protesta, sino que es joder al otro.

"Me puedo considerar un experto en piquetes por convivir con ellos", sostuvo Marra«Me puedo considerar un experto en piquetes por convivir con ellos», sostuvo Marra

-Otra de sus propuestas es la construcción de una alcaidía en la provincia de Buenos Aires, ¿eso no podría generar algún conflicto con las autoridades bonaerenses?

-Por supuesto que eso tiene que pasar por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para que se determine cuál es el mejor lugar. Hay muchos lugares libres en la provincia de Buenos Aires que no damnificarían a los vecinos, por eso es la idea hacerlo ahí. Lo que tratamos de resolver es el tema de la delincuencia, el tema de los trapitos, de los chorros, de los piqueteros, toda esa gente que se cree que es dueña de la calle, y después está la cuestión de cómo operativizarlo, porque hoy las comisarías tiene una superpoblación. Necesitamos una alcaldía para mil personas más, por lo menos, pero seguramente que si aplicamos todas nuestras leyes que están en el Código Penal, capaz vamos a necesitar más lugar. Yo ya presenté el proyecto con los datos de cuánto costaría y cuánto sería lo que lleva eso de la carga de la Ciudad de Buenos Aires. Igual, también estamos trabajando en nuestra propuesta de obra pública para la Argentina, donde también puede ser que haya una cárcel privada. Es muy conocido un caso en Brasil de una cárcel privada que estoy siguiendo muy de cerca, que se desarrolló hace unos años y me parece un caso interesante para trabajar.

-Recién mencionaba el caso de los trapitos. En su momento el Gobierno porteño hizo un registro de cuidacoches en la ciudad, ¿usted mantendría eso o lo derogaría?

-Yo pago impuestos para que me cuiden el auto. Ya está la policía para eso, es una falta de respeto hacia la policía y, lamentablemente, ese tipo de registros es lo que suele hacer el gobierno, lo hace en Buenos Aires como también el Gobierno Nacional. Quieren tener todo controlado y regulado, ¿por qué? Porque después quieren sacar un beneficio de eso, pero es así que me pasa como el fin de semana, que estuve en la cancha de Vélez y la gente venía y me decía “había trapitos”. Cada vez que juegan los Pumas o que hay un recital, hay trapitos y la gente no se queda contenta, ni los vecinos ni la gente, porque cuando salían no había nadie cuidando el auto.

-¿Por qué deberían votar por ustedes?

-No es un tema de nombres propios o de votarme a mí o votar a Javier Milei, es votar ideas, ¿no? Yo no pido el voto hacia mi persona, yo voto pido el voto hacia mis ideas y hacia mis propuestas, que son las de la libertad, son las del liberalismo, las que hicieron que muchos países y muchas ciudades del mundo se hayan desarrollado y hayan crecido, que han hecho crecer la expectativa de vida, bajado la pobreza, mejorado la calidad de vida de las sociedades. En la ciudad de Buenos Aires, en la Argentina, no está pasando eso, no estamos cada vez mejor, estamos cada vez peor. Con nuestras ideas, que son las que funcionan en otras partes del mundo, vamos a cambiar ese rumbo.